Hacer que las bibliotecas sean divertidas

images.jpeg

Making libraries fun is all in a day’s work By Libby Hakim en The Age 1 July 2018

Ver original

Si crees que quiénes trabajan  en las bibliotecas son gente libresca y silenciosa siempre listos para colocar un dedo puntiagudo en sus labios y deslumbrar; entonces no has entrado en una biblioteca hace bastante tiempo.

 

Es el caso de Jody Rodas, la directora de Library and Learning Futures de Waverley Library, que dice que ama el “ajetreo y el bullicio” del espacio. “Los domingos, cuando salgo a la sala y hay algo en el teatro, gente haciendo bocetos en el vestíbulo, niños estudiando en una sala de estudio y cantando en la sala de actividades para niños. Y pienso, ‘Wow!!. La gente realmente disfruta de este espacio que estamos brindando para todos”, dice Rodas.

La Biblioteca Waverley lleva a cabo programas para todas las edades, desde clubes de lectura, charlas de autores y sesiones de cuentos infantiles hasta creación de collages, talleres de pintura, papiroflexia, yoga..

Si bien, equilibrar el compromiso con la comunidad mediante estos  programas de actividades más animadas con los propósitos de estudio que muchas personas asocian con las bibliotecas puede ser complicado,  reconoce Rodas.

“En una ocasión trajimos tambores de bongó en la biblioteca una vez y no nos fue tan bien”. Esta cuestión  es una preocupación, un enigma constante y tenemos quejas sobre el ruido, pero estamos intentando proporcionar un espacio para todos. Aunque también, la gente puede reservar salas de estudio y tener su espacio de tranquilidad.

Investigaciones recientes muestran que el número de programas bibliotecarios que se llevan a cabo en Australia asciende anualmente a más de 211.000, con más de 9,4 millones de personas que visitan las bibliotecas públicas cada mes. Esta investigación también revela que el gasto total en bibliotecas públicas está aumentando mientras que la asistencia, que disminuyó en 2014-15, está incrementándose de nuevo.

Cecilia Kugler, Directora de CK Design International, ha diseñado 93 bibliotecas durante su larga carrera como diseñadora especializada en bibliotecas. En la década de 1980 ”no había dinero para interiores bonitos, la planificación del espacio era la columna vertebral que proporcionaba el éxito”, dice. Luego, durante la década de 1990, todo se medía en función de la cantidad de espacio disponible y el número de asientos que se ofrecían, dice. “Sin embargo, a medida que entramos en el nuevo milenio, empezamos a ver un renacimiento en la construcción de bibliotecas en todo el mundo y un paso de la cantidad a la calidad”.

A pesar de la creciente transformación digital, las bibliotecas no han desaparecido como algunos habían vaticinado – la gente sigue viniendo. Todo lo contrario, cada vez más personas acuden a la biblioteca con diferentes propósitos. Pues están funcionando como centros comunitarios, transformándose a medida que la sociedad cambia.

En la actualidad, la experiencia del usuario está en el centro de la planificación de una biblioteca. El objetivo es que la visita a la biblioteca sea un acto social agradable y relajado.

Las consideraciones clave en el diseño de cualquier espacio de biblioteca son la conexión, la elección y un sentido de espacio personal. El diseño biofílico, esta de moda incorporando elementos del contexto del libro en el diseño, junto con la búsqueda de espacios que pueden involucrar sugerencias  propias de la biblioteca tradicional cono que “los pisos, techos y paredes creen una jerarquía visual similar a la escritura en una página”.

Al diseñar bibliotecas, el objetivo ahora es ” eliminar el concepto de lugar y la idea de que solo vayas a la biblioteca si necesitas información específica”.

Hacer las cosas más divertidas para diferentes grupos de edad está a  la orden del día, y lo más destacado de cualquier proyecto para Kugler es el diseño de áreas para niños. Dice para concluir “Podemos ser más juguetones y bajar la mirada para descubrir nuevas perspectivas”.

La biblioteca dispone de una sala para reuniones entre amigos. Con  10 sillas, 2 mesas de olas (1.8mx 75cm x 73cm), microondas, nevera pequeña y sistema de agua caliente.

Además de una Sala de Teoría para impartir conferencias o clases. Teatro, sala de ordenadores y zona infantil.