Reino Unido amplía el derecho de pago a los autores por el préstamo público de libros electrónicos y audiolibros prestados por bibliotecas públicas

 

ebook_1839044b

El Derecho Público de Préstamo (Public Lending Right, PLR) es el derecho que tienen los autores a recibir pago por los préstamos de sus libros por parte de las bibliotecas públicas. El nuevo  Public Lending Right Scheme (Plan de Derecho de Préstamo Público) cubrirá los libros electrónicos y los libros de audio electrónicos

Aunque las ventas de libros electrónicos no dejan de caer, los préstamos de libros electrónicos en las bibliotecas públicas han aumentado drásticamente en los últimos seis años en el Reino Unido. El año pasado se prestaron más de 6.750.000 obras en comparación con los sólo 750.000 libros digitales prestado en 2011/12.

El derecho de préstamo público es un derecho legal al pago por parte del gobierno cada vez que sus libros se piden prestados en bibliotecas públicas. Bajo el sistema de derecho de préstamo público, el pago se hace con fondos gubernamentales a los autores, ilustradores y otros contribuyentes cuyos libros se toman prestados de las bibliotecas públicas. Los pagos se realizan anualmente sobre la base de los datos de préstamos recopilados por las bibliotecas públicas del Reino Unido e Irlanda. Para calificar para el pago, los solicitantes deben solicitar el registro de sus libros.

La  British Library gestiona el plan de Derecho de Préstamo Público en nombre del Gobierno, con más de 6 millones de libras esterlinas de pagos efectuados cada año a 22.000 autores, ilustradores, fotógrafos, traductores y titulares de derechos. El nuevo  Public Lending Right Scheme (Plan de Derecho de Préstamo Público) cubrirá los libros electrónicos y los libros de audio electrónicos que se prestan en bibliotecas públicas de toda Gran Bretaña. Como resultado, a partir del 1 de julio de 2018, se recogerán los préstamos a distancia de libros electrónicos y libros de audio electrónicos de las bibliotecas públicas y los primeros pagos de derechos de préstamo público se efectuarán en febrero de 2020.

De este modo, el Reino Unido es uno de los primeros países en ampliar su sistema de compensación de préstamos a bibliotecas a los préstamos electrónicos a distancia.  El cambio significa que los autores son elegibles para el pago de las compensaciones tanto si sus obras se prestan en formato físico o electrónico.

 

 

Anuncios