Las citas no son suficientes: la evaluación del impacto académico deben tener en cuenta la presencia en los medios populares.

photo_47855_landscape_650x433

Biswas,Asit : Kirchherr, JulianCitations are not enough: Academic promotion panels must take into account a scholar’s presence in popular media. LSE, 2017

Texto completo

Los eruditos de todo el mundo juzgan el impacto de la investigación basándose casi exclusivamente en que el artículo haya sido publicado en “prestigiosas” revistas revisadas por pares. Asit Biswas y Julian Kirchherr sostienen que las publicaciones en los medios populares también deben tenerse en cuenta. Después de todo, estos medios son cruciales para informar a los profesionales.

 

Durante los años 1930 y 1940, el 20 por ciento de los artículos de la prestigiosa revista The American Political Science se centraron en las recomendaciones de políticas. En el último recuento, este porcentaje se redujo a un escaso 0,3 por ciento. Cada año se publican hasta 1,5 millones de artículos revisados por pares. Sin embargo, muchos de ellos son ignorados incluso dentro de la comunidad científica, por ejemplo, el 82 por ciento de los artículos publicados en Humanidades ni siquiera se citan una sola vez, al igual que el 32 por ciento de los artículos revisados por pares en Ciencias Sociales, y el 27 por ciento en Ciencias Naturales. Además, que se cite un documento, no implica que haya sido leído, ya que según alguna estimación, sólo el 20 por ciento de los documentos citados han sido realmente leídos. Se sospecha que la media de lectura de los artículos de una revista revisada por pares son leídos a lo sumo por unas 10 personas. Por lo tanto, el impacto de la mayoría de las publicaciones revisadas por pares, incluso dentro de la comunidad científica es minúsculo. Incluso, son muy pocos los líderes de negocios de alto nivel que habitualmente leen y citan algún artículo revisado por pares, ni siquiera en revistas reconocidas como Nature, Science o The Lancet. Unido a ello está el hecho de que cualquier revista de este tipo es poco accesible económicamente a cualquiera persona de fuera del entorno académico, a pesar de que ya haya muchos artículos disponibles en acceso abierto.

En la actualidad es habitual que los líderes políticos de casi todos los países tengan un servicio de asesoría y documentación que les resume que se ha comentado sobre sus políticas en los medios sociales. Sin embargo, ningún encargado de toma de decisiones solicitaría resúmenes sobre publicaciones y discusiones en revistas académicas. Por lo tanto, si los académicos quieren tener impacto en quienes diseñan y proyectan políticas, deben tener en cuenta los medios sociales, algo que no es a menudo del agrado de muchos de los investigadores.

En los últimos años han surgido star-up que tienen en cuenta esto, por ejemplo Project Syndicate (PS), una organización sin fines de lucro que distribuye los comentarios de los líderes del pensamiento mundial en más de 500 periódicos que leen potencialmente más 300 millones de lectores de 154 países. Cualquier comentario aceptado por PS se traduce automáticamente a 12 idiomas, y luego se distribuye globalmente a toda la red. Estas publicaciones en los medios más populares, a menudo muestran la relevancia práctica y la aplicación potencial de los resultados de la investigación para resolver problemas del mundo real. Por ello, y por razones de tenencia y promoción, también deben evaluarse el impacto de los académicos sobre la formulación de políticas y los debates públicos.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s