Mi biblioteca es un ducado lo suficientemente grande

tempest

 PROSPERO. Para mí, pobre, mi biblioteca ya me era un ducado suficientemente grande. Me juzga … con los logros espirituales de sus estudios. hace alianza —tan sediento estaba de dominio- …. sabiendo lo que estimaba mis libros, llevó su generosidad hasta proveerme, sacados de mi propia biblioteca, de volúmenes a los que yo concedía mayor valor que a mi ducado.

William Shakespeare , La tempestad (1611), acto I, escena II, líneas 109-110.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s