13 cárdigans no aptos para bibliotecarias: el desgastado estereotipo del profesional de la información de nuevo en liza

 

30887080481_d889ebf87e_b_d

13 cárdigans no aptos para bibliotecarias

Un cárdigan, también llamada Rebeca, es una chaqueta de punto abierta por delante, que se puede cerrar con botones o cremallera. La primera denominación proviene del título de la película homónima de Alfred Hitchcock, ya que esta prenda era utilizada por la protagonista de la misma. La segunda denominación proviene de Lord Cardigan que durante la guerra de Crimea hizo uso de esta prenda.

Con fecha de 10 de noviembre de 2016 el sitio web “stilo.es” publica el artículo 13 cárdigans no aptos para bibliotecarias, además firmado por una mujer, en el que redunda una vez más en el manido estereotipo que asocia la profesión de bibliotecas con una mujer, y además equiparándola con una persona poco atractiva y elegante. La frase se las trae

“No es ningún secreto que los cárdigans tienen una reputación un poco mala. Con tan solo mencionarlos tienden a evocar inmediatamente las comparaciones con abuelas y bibliotecarias, pero si nos preguntas a nosotras, nos parece injusto seguir pensando así en 2016.”

La identidad profesional es el conjunto de atributos, creencias, valores, motivaciones y experiencias que contribuyen a que una comunidad defina los roles profesionales de si misma (Schein, 1978). Los estereotipos bibliotecario han persistido por generaciones. Pero ¿Cómo esta imagen omnipresente está cambiando en la era digital? ¿Cómo afecta a nuestro trabajo diario, nuestras carreras, y al futuro profesión? ¿Qué podemos hacer para vencer las virejas y cansadas percepciones y crear nuevas imágenes positivas? Como se percibe al bibliotecario es un aspecto importante de cualquier estrategia de gestión para atraer a los usuarios.

3 pensamientos en “13 cárdigans no aptos para bibliotecarias: el desgastado estereotipo del profesional de la información de nuevo en liza

  1. nievesglez

    Es curioso que le han añadido al título Bibliotecarias “anticuadas”. Es que yo sigo viendo esas bibliotecarias anticuadas a las que se refiere el post… Y otras que son tan anticuadas como las primeras y no visten rebequitas.

    Me gusta

    Responder
  2. Pingback: Las mujeres en la Biblioteconomía y la Documentación | Universo Abierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s