Cinco ideas que pueden impulsar tu biblioteca universitaria

Five Questions That Can Elevate Your Library. ex-libris – Clarivate, 2022

Texto completo

¿Qué piensan los bibliotecarios?

Los bibliotecarios se sienten presionados. Una encuesta realizada a 1.843 bibliotecarios de más de 30 países, publicada por Library Journal en el Informe sobre el State of Academic Libraries Report 2021, reveló cuáles son los principales desafíos que los bibliotecarios consideran actualmente en sus bibliotecas. de sus bibliotecas. Los tres principales, en orden, son:

  1. Las limitaciones del presupuesto para adquisiciones
  2. Escasez de personal
  3. Comunicación y colaboración con el profesorado

Según el estudio, el primero de este tipo a escala mundial, son estas cuestiones las que afrontan los bibliotecarios cuando intentan cumplir con los objetivos generales de su biblioteca. Los encuestados calificaron los siguientes aspectos de la misión de su biblioteca como de vital importancia:

  1. Proporcionar una experiencia excelente a los usuarios
  2. Enseñar a los estudiantes habilidades de investigación e información
  3. Apoyar la misión institucional
  4. Demostrar el valor de la biblioteca a la dirección institucional
  5. Proporcionar materiales para los cursos y apoyar al profesorado
  6. Conectar la biblioteca con el ecosistema académico

En conjunto, parece que las bibliotecas necesitan adoptar nuevos enfoques y soluciones que les ayuden a proporcionar más valor, contribuir al éxito de los estudiantes y satisfacer las necesidades dinámicas. Al hacerlo, los bibliotecarios deberían plantearse cinco preguntas clave.

  1. ¿De qué manera las bibliotecas cada vez son más ágiles y adaptables al cambio?

Muchas tendencias tecnológicas en la gestión de las bibliotecas -como la migración a la nube, el mayor uso de los recursos electrónicos, la personalización y la flexibilidad- eran evidentes antes de la pandemia de Covid-19. Sin embargo, la pandemia aceleró significativamente el ritmo de esos cambios, impulsó el movimiento hacia una mayor apertura y ha tenido otros impactos importantes y continuos en las bibliotecas de todo el mundo. Para impulsar la agilidad, las bibliotecas están recurriendo a las soluciones El Software como Servicio (SaaS), la analítica, la transformación digital, las aplicaciones abiertas y la comunidad.

Soluciones SaaS

Las soluciones SaaS aportan una nueva agilidad a las bibliotecas, permitiéndoles adaptarse rápidamente a las necesidades cambiantes, experimentar con nuevos servicios y trabajar de formas completamente diferentes y más eficientes.

Analítica

La analítica se ha convertido en un elemento imprescindible para las bibliotecas universitarias, proporcionando una comprensión más profunda de cómo funciona la biblioteca y cómo puede mejorar. Con una mayor visibilidad de las actividades de la biblioteca, estos datos pueden demostrar el valor de la biblioteca para la institución. Los análisis inteligentes y completos permiten la toma de decisiones basada en evidencias a todos los niveles y garantizan que las bibliotecas saquen el máximo partido a sus presupuestos.

Transformación digital

Las bibliotecas llevan tiempo incrementando la digitalización y la expansión de sus colecciones electrónicas, pero la llegada de Covid-19 hizo que muchas pasaran prácticamente de la noche a la mañana a prestar casi exclusivamente recursos electrónicos. La flexibilidad que este cambio exigió a bibliotecarios, vendedores y proveedores de tecnología es la base de un enfoque más adaptable a la gestión de recursos en el futuro, a medida que las bibliotecas aprenden qué combinación de publicaciones les conviene más.

Aplicaciones abiertas

Las bibliotecas buscan más que nunca soluciones abiertas para poder crear, compartir y utilizar las personalizaciones que mejor se adapten a sus necesidades particulares. Estas soluciones suelen ser productos comerciales, lo que significa que a menudo vienen con controles de cambio y de calidad, así como con asistencia al cliente.

Las aplicaciones abiertas permiten el acceso a los datos tanto a través de interfaces de usuario como de interfaces de programación de aplicaciones (API), lo que permite interactuar con diversos componentes técnicos o aplicaciones.

Comunidad

Cuanto más abierta es una solución, más probable es que haya una comunidad de usuarios en torno a ella. Los miembros comparten ideas e interactúan con los desarrolladores de la solución de forma organizada y eficiente. Ser abierto consiste en escuchar y colaborar con la comunidad, permitiendo a las instituciones hacer lo que necesitan con las mínimas limitaciones y la máxima confianza.

2: Con los recortes e incertidumbres presupuestarias, ¿qué están haciendo las bibliotecas?

Maximizar los recursos y replantear sus estrategias de desarrollo de la colección para cumplir mejor la misión de la biblioteca. En la actualidad, muchas bibliotecas que utilizan sistemas aislados y obsoletos se plantean cómo pueden trabajar de forma más inteligente y eficiente. Un paso sería consolidar la gestión del material impreso, electrónico y digitalizado, así como otras operaciones de la biblioteca. Muchas bibliotecas han descubierto que un sistema único y unificado, por su naturaleza, elimina las barreras artificiales, agiliza los flujos de trabajo, y e introduce una mayor coherencia.

La automatización es otro factor clave para ahorrar tiempo que puede introducirse en los flujos de trabajo de las bibliotecas. Al minimizar o, idealmente minimizar o, en el mejor de los casos, eliminar las tareas rutinarias que consumen mucho tiempo en la carga de trabajo de los bibliotecarios, un menor número de miembros del personal puede lograr más en menos tiempo. Los bibliotecarios de referencia, por ejemplo, pueden dedicarse a los aspectos de su trabajo diario que requieren su experiencia única, en lugar de dedicar su esfuerzo a actividades de alto coste y bajo rendimiento, como la introducción manual de datos. La automatización permite a los bibliotecarios trabajar trabajar de forma más eficiente, responder más rápido y centrarse en ayudar a sus usuarios, en lugar de gestionar tediosos ajustes técnicos.

3: ¿Cómo están asumiendo las bibliotecas un papel más estratégico en el mundo académico?

La transformación de la biblioteca consiste en elevar el perfil de la biblioteca en el mundo académico. Un enfoque eficaz es identificar proactivamente una necesidad clara en la formación y satisfacerla proporcionando nuevos servicios. Es comprensible, todo el mundo, incluidos los bibliotecarios, tiene dudas a la hora de ampliar su papel. Por ejemplo, en regiones donde tradicionalmente la biblioteca no participaba en el suministro de todos los materiales del curso a los estudiantes, los directores de las bibliotecas pueden pueden sentirse inseguros a la hora de ofrecer ese apoyo o de ampliar lo que han hecho hasta ahora. No obstante, el apoyo a de los materiales de los cursos demostraría el compromiso con los objetivos de la institución y el valor de la biblioteca, lo que a su vez puede influir en las asignaciones presupuestarias y de personal.

Los bibliotecarios han desempeñado un papel muy central y estratégico en la respuesta a la pandemia en el ámbito académico al garantizar que las instituciones mantuvieran los niveles de servicio que debían prestar a los estudiantes. Por lo tanto ha aumentado el valor que de profesores y estudiantes otorgan a los servicios de la biblioteca. Ahora, cuando la comunidad está empezando a emerger del otro extremo de la pandemia, las expectativas sobre la biblioteca han aumentado en ciertas áreas.

Tanto los estudiantes como el profesorado esperan interacciones con la biblioteca que reflejen la experiencia que tienen en otros espacios de su mundo digital. Este tipo de interacción va mucho más allá de tener los materiales disponibles para los estudiantes y el profesorado; también se trata de entender el comportamiento de los usuarios en el mundo real. Por ejemplo, seguramente no siempre acudirán a el sitio web de la biblioteca para encontrar los materiales que necesitan. Por lo tanto, la biblioteca tiene que estar presente en otros espacios, como el sistema de gestión del aprendizaje y los dispositivos móviles. La idea es doble: aportar valor a los usuarios donde y cuando lo necesiten; y garantizar la agilidad necesaria para satisfacer las demandas del cambiante ecosistema académico.

En relación con el profesorado, las bibliotecas se centran ahora mucho más en el compromiso y la provisión de materiales del curso. Debería fomentarse y promoverse una mayor colaboración con el profesorado. Además de cumplir con la misión de la biblioteca de ayudar al aprendizaje y la enseñanza, una estrecha colaboración demuestra el valor indispensable de la biblioteca para ahorrar tiempo y esfuerzo a los profesores.

4: ¿Cómo pueden las bibliotecas llegar a los usuarios finales en el contexto de la enseñanza y el aprendizaje?

Tendemos a olvidar que los estudiantes de hoy en día llegan a la universidad con poco conocimiento de lo que una biblioteca académica ofrece. Viven en el mundo de las redes sociales y de Google. Enseñar a los estudiantes cómo buscar materiales, cómo evaluar su calidad y a acceder a estos materiales es una tarea importante, y la biblioteca es la que mejor puede hacerlo. la que mejor puede hacerlo.

En la mayoría de los casos, la primera vez que los estudiantes necesitan acceder a materiales académicos es cuando sus profesores añaden estos materiales como recursos del curso. Esto ocurre en el contexto del sistema de gestión del aprendizaje. Sin embargo, a menudo, la biblioteca está excluida de este proceso y no tiene ni idea de lo que se asigna a los cursos. Esto es una oportunidad perdida.

Mientras que los profesores comparten los materiales como archivos, sin contexto, o enlaces incrustados en la página del curso, la referencia de la biblioteca podría proporcionar mucha más información (como quién escribió el trabajo académico, dónde y cuándo y cuándo se publicó, y qué otros materiales son relevantes en el contexto específico). Las bibliotecas ofrecen un acceso consistente, estable y gratuito a los recursos.

Además, el impacto de la biblioteca puede sentirse a lo largo de toda la carrera académica del estudiante. Una vez que están expuestos a los estudiantes entienden mejor cómo aprovechar los servicios de la biblioteca, como el sistema de búsqueda o las bases de datos académicas. Tener un mejor punto de partida cambia la calidad de la educación de los estudiantes y la interacción con sus instructores.

5: ¿Cuál es la diferencia entre «ser de código abierto» y «ser abierto»?

Lo primero que hay que saber es que estos términos no se refieren a lo mismo

El software de código abierto es un código desarrollado de forma descentralizada por muchos contribuyentes y puesto a disposición del público. Cualquiera puede ver, modificar y distribuir el código como le parezca. Es un entorno descentralizado e incontrolado descentralizado sin los controles de cambio o de calidad ni el soporte que ofrecen las soluciones comerciales. A menudo, las soluciones de de código abierto y libres tienen costes ocultos cuando se necesitan correcciones, parches, resolvers de enlaces o análisis.

Las aplicaciones abiertas, en cambio, pueden ser soluciones comerciales. Permiten el acceso a los datos tanto a través de interfaces de usuario como a través de interfaces de programación de aplicaciones (API), lo que permite interactuar con diversos componentes técnicos o aplicaciones.

La demanda de personalización y flexibilidad ha impulsado el movimiento hacia una mayor apertura. Se espera que las soluciones abiertas que permitan a los usuarios crear, compartir y utilizar adaptaciones diseñadas para satisfacer sus necesidades particulares.

Cuanto más abierta es una solución, más probable es que haya una comunidad de usuarios en torno a ella. Los miembros comparten ideas e interactúan con los desarrolladores de la solución de forma organizada y eficiente. La apertura consiste en escuchar y colaborar con la comunidad, permitiendo a las instituciones hacer lo que necesitan con las mínimas limitaciones y la máxima confianza.