Lightsail and Learn: una biblioteca digital que ayuda a los niños a amar la lectura

Lightsail

La forma en que los niños aprenden a leer necesita una actualización. El proceso actual para que un profesor determine el nivel de lectura de un niño puede llevar hasta 30 minutos por alumno. Las evaluaciones son muy subjetivas y, debido a la presión para que los niños pasen rápidamente de curso, se calcula que el 40% de los niños leen en el nivel equivocado. Con cientos o miles de niños en cada escuela, es un proceso ineficaz y lento que necesita desesperadamente una revisión.

Y esto suponiendo que las evaluaciones del nivel de lectura se lleven a cabo. Mientras que las buenas escuelas realizan esta prueba varias veces al año para asegurarse de que sus alumnos están mejorando, algunas escuelas ni siquiera la realizan.

Cuando a Gideon Stein, fundador y director general de Lightsail, se le encomendó la tarea de dar un giro a las escuelas que fracasaban en Nueva Orleans, comprobó los efectos perjudiciales que la escasa o nula evaluación de la lectura tenía en los niños.

“Fue el trabajo más duro que he hecho nunca”, dice. “Los niños tenían tantos problemas y estaban tan atrasados. Muchos de ellos simplemente no sabían leer, nadie estaba al nivel del grado. Sin la oportunidad de demostrar que han crecido, [los lectores de bajo nivel] van a perjudicar al mismo nivel. Se aburrirán y dejarán de leer”.

Stein se preguntó qué pasaría si pudiera integrar las evaluaciones directamente en el fondo de la propia lectura, de forma que pudiera tomar el pulso al nivel del lector cada pocas páginas. A medida que el lector progresara, el sistema se adaptaría y crecería.

Tras haber fundado y salido con éxito de varias empresas tecnológicas, y haber sido vicepresidente de una red de escuelas concertadas en Nueva York, Stein utilizó estas experiencias complementarias para lanzar Lightsail. Mediante una “evaluación adaptativa”, la plataforma Lightsail personaliza su biblioteca de 6.000 libros para ajustarse al nivel de lectura de cada niño. Piensa en ello como un Netflix que ayuda a los niños a aprender y amar la lectura.

La clave de Lightsail reside en su algoritmo altamente dinámico que evalúa el nivel de lectura de cada niño y adapta la experiencia a él. Los niveles de lectura se determinan utilizando la escala Lexile -el estándar de oro para la evaluación de la alfabetización- que luego determina los tipos de libros que interesan a un niño. A medida que la capacidad de lectura del niño crece, se le recomiendan nuevos libros.

Para aquellos que se han quedado atrás en la lectura, Lightsail puede ponerlos al día a más del doble de la velocidad media de aprendizaje. Un estudio realizado en Johns Hopkins descubrió que los niños que leen durante 30 minutos al día progresan a un ritmo de 2,7 años en un solo año. Un estudio no relacionado con el anterior, realizado por la Escuela de Magisterio de Columbia, arrojó resultados similares: entre dos años y medio y tres años.