Estudio estadístico de bibliotecas en España

Estadística de Bibliotecas. Instituto Nacional de Estadística , 2019

Texto completo

Nota de prensa

Datos

La Estadística de Bibliotecas, estadística oficial perteneciente al Plan Estadístico Nacional, de periodicidad bienal, es elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, con la colaboración en sus aspectos metodológicos de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria del Ministerio de Cultura y Deporte. Este último estudio abarca los años 2002-2018.

En el año 2018 se contabilizaron 6.458 bibliotecas, un 2,7% menos que en 2016. Se considera biblioteca a la unidad administrativa con capacidad propia y gestión técnica y administrativa independiente. En 2018 España contaba con una biblioteca nacional, 4.001 bibliotecas de acceso público, 1.982 especializadas, 269 de instituciones de enseñanza superior, 198 para grupos específicos de usuarios y siete bibliotecas centrales de comunidades autónomas.

Las comunidades autónomas donde se observaron los mayores descensos en el número de bibliotecas respecto a 2016 fueron Comunidad de Madrid, Principado de Asturias y Andalucía con una disminución de 32, 29 y 20 bibliotecas, respectivamente. Por el contrario, las que menos bibliotecas han perdido fueron Cantabria y la ciudad autónoma de Melilla (solo pierden una cada una). La Comunidad Foral de Navarra mantuvo el mismo número que en 2016.

El número de visitas a las páginas web de las bibliotecas aumentó un 1,5% respecto a 2016, y se situó en 194,85 millones En media, cada habitante acudió a la página web de una biblioteca 4,2 veces.

Los usuarios de bibliotecas tomaron en préstamo domiciliario 77,76 millones de documentos en 2018, un 10,0% más que en 2016. En media, se prestaron 1,7 documentos por habitante. Por tipo de documento, el libro fue de nuevo el más solicitado (57,7% del total de préstamos). Le siguieron los documentos electrónicos (17,7%) y los audiovisuales (10,6%). El préstamo domiciliario de documentos electrónicos aumentó de 5,2 millones en 2016 a 13,7 millones en 2018. Este aumento se debe, en parte, a que en 2018 se consideran las descargas de documento electrónicos como préstamos. Por el contrario, la demanda de libros disminuyó un 5,3%, la de documentos audiovisuales un 21,2% y la de documentos sonoros un 26,7%.

En un artículo de Noemí López Trujillo, “Radiografía de las bibliotecas en España, en cinco gráficos” a partir de estos datos se especifica el número de bibliotecas que hay en España, las diferencias según la comunidad autónoma y cuánto se invierte en gráficos perfectamente comprensibles.

Los resultados de esta explotación indican que el número de bibliotecas ascendió en 2018 a 6.458, cifra que supone una media de 13,8 bibliotecas por 100.000 habitantes. Cada una de ellas tiene por término medio 1,3 puntos de servicio.

El número total de préstamos ha ido en aumento desde 2002, pasando de los 55,8 millones ese año a los 77,8 en 2018, aunque la cifra también comienza a descender a partir de 2012, cuando se contabilizaron 83,1 millones de préstamos. 

En cuanto al numero de bibliotecas por cada 100.000 habitantes en cada Comunidad Autónoma, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón y Castilla y León encabezan la lista, frente a Murcia, Canarias y Madrid que ocupan los últimos lugares.

El número de usuarios inscritos disminuyó en un 2% con respecto a 2016 alcanzando los 21,8 millones de usuarios, y el número de visitantes a bibliotecas en 2018 es de 197,8 millones. La Tasa de personas inscritas en bibliotecas es de 46.784 personas con un carné por cada 100.000 habitantes, por CCAA.

Cataluña, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, País Vasco, Navarra, Aragón y Extremadura encabezan la lista de las Comunidades Autónomas de personas inscritas en bibliotecas.

El 62% de las bibliotecas analizadas son bibliotecas públicas, disponen de una colección de fondos de carácter general, ofrecen servicios informativos de tipo cultural, educativo, recreativo y social, y son accesibles a todos los ciudadanos. Las bibliotecas especializadas, cuya colección de fondos versa sobre una disciplina o campo específico
suponen el 30,7% del total. El 4,2% se corresponden con bibliotecas de instituciones de enseñanza superior y el 3,1% son bibliotecas para grupos específicos de usuarios.

En lo relativo a presupuestos invertidos en bibliotecas en nuestro país según los datos del PFE entre 2011-2021 en millones de euros aumentó ligeramente en los últimos años. Aunque el dinero destinado a bibliotecas disminuyo de  77,1 millones de euros en 2011 a 49,5 en 2021.

El 91,8% de las bibliotecas disponía de acceso a Internet en 2018. De ellas, casi la totalidad (el 99,3%) lo ofreció como servicio gratuito. Por tipo de biblioteca, el 96,9% de las bibliotecas de acceso público tenían Internet en sala. El 75,7% de las bibliotecas ofertó el servicio de Wifi a usuarios, con un aumento del 0,3% respecto a 2016. En las bibliotecas de acceso público, el 88,6% ofertó este servicio.

Los fondos de libros electrónicos aumentaron un 21,3%, hasta los 19,6 millones en 2018, con un incremento del 21,3% respecto a 2016. Supusieron el 6,7% del total de fondos, frente al 5,6% de 2016. Durante 2018 se prestaron 4,20 millones de ejemplares electrónicos, casi cuatro veces más que en 2016 (1,12 millones). El número de lectores de libros electrónicos presentes en las bibliotecas aumentó un 1,3%, hasta los 7.636 equipos. El porcentaje de bibliotecas con lectores de libros electrónicos mantuvo su tendencia al alza. Alcanzó el 12,6% del total, frente al 12,2% de 2016.

El personal de las bibliotecas españolas estaba compuesto por 24.941 personas en plantilla en 2018 (equivalente a 20.729 empleados a tiempo completo) y 3.515 colaboradores en concepto de becarios y voluntarios (equivalente a 1.419 a tiempo completo). El personal en plantilla aumentó un 0,4% respecto a 2016, mientras que el personal colaborador descendió un 7,3%.

El acceso en sala a las bibliotecas fue en su mayoría libre (79,7%). El 46,4% de las bibliotecas tuvo un horario de apertura al público entre 20 y 40 horas semanales. Casi la mitad de las bibliotecas (45,5%) tenían un número de puestos de consulta que oscilaba entre los 10 y los 49.