Mi maquina de escribir y ese sentido del humor que me reprochan las personas serias

“Nunca se me ocurrió ir al psicoanalista; mis tormentas personales las fui resolviendo a mi manera, es decir, con mi maquina de escribir y ese sentido del humor que me reprochan las personas serias”.

Julio Cortázar