La gestión de las competencias digitales del mañana: ¿qué conclusiones podemos extraer de los indicadores internacionales comparativos?

managingomorrow

Managing tomorrow’s digital skills – what conclusions can we draw from international comparative indicators?. Paris: Unesco, 2018

Texto completo

 

Mientras que la tecnología digital juega un papel cada vez más importante en nuestras vidas, y los sistemas políticos se están movilizando para aprovechar al máximo su efecto multiplicador sobre la innovación y el crecimiento económico, el 56% de los adultos carecen de habilidades digitales, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Este informe examina las condiciones que inciden en el desarrollo de las competencias digitales de una población sobre la base de indicadores internacionales de los niveles de competencias de niños y adultos.

 

El informe se basa en cinco encuestas internacionales comparativas, cuyos resultados revelan un grupo de muestra de doce países cuya población tiene niveles particularmente altos de conocimientos digitales. Sobre la base de estos resultados, este informe pretende responder a dos preguntas: ¿qué ha permitido a estos Estados llegar a lo más alto de la clasificación en competencias digitales y qué pueden hacer otros países para ponerse al día? La comparación entre las diferentes encuestas confirma que los factores que influyen en el nivel de las competencias digitales de los niños incluyen: la edad de aculturación a las tecnologías de la información; naturaleza y nivel de diversidad de las actividades en línea; nivel de utilización de las TIC por los profesores.

Las capacidades de los adultos están más ampliamente determinadas por factores socioeconómicos, especialmente el nivel de formación, lo que indica una relación entre las desigualdades en la formación y el rendimiento en términos de competencias digitales. El informe también muestra un efecto en cadena de los conocimientos digitales, que puede ser positivo o negativo. El análisis de las características de los países con mejores resultados revela que hay otros factores que influyen indirectamente en el desarrollo de las competencias digitales al sentar las bases de un entorno propicio: la calidad de la infraestructura, el nivel de digitalización de las empresas y la riqueza de los contenidos digitales. La consideración de las políticas públicas en materia de educación y mercado de trabajo en los países de la muestra pone de relieve las buenas prácticas, como el seguimiento del nivel de competencias digitales, la integración de la tecnología digital en el ecosistema educativo mundial (más allá de las lecciones sobre las TIC), el apoyo a las reformas educativas con una formación adecuada de los profesores y la lucha contra la exclusión digital, que a menudo conduce a la exclusión social.

Este informe también muestra que, para lograr las mejores condiciones para el desarrollo de las capacidades digitales, las autoridades públicas deben proseguir sus esfuerzos en dos ámbitos: políticas que creen un marco de apoyo y políticas sectoriales para la formación básica y continua. Para que estas políticas sean lo más pertinentes posible, deben ser el resultado de la colaboración entre el gobierno, las instituciones educativas y de formación y las empresas.

 

 

Anuncios