¿Qué quiere el lector digital, y qué es lo que no le proporcionan las plataformas de venta?

 

ebook-germany

Roncevic, M. “What readers want (and what we are not giving them).” No shelf required vol., n. (2017).  URL.: http://www.noshelfrequired.com/what-readers-want-and-what-we-are-not-giving-them/

Con el debido respeto a todos argumentos sobre el apego emocional al papel; los libros electrónicos conllevan la promesa de un futuro en el que los libros en papel no desaparecen, y a pesar de algunas críticas y a que las cifras de ventas de libros electrónicos están bajando durante los últimos meses, existe un interés genuino entre los consumidores por leer libros electrónicos siempre que se proporcionen las condiciones adecuadas para ello, así como existe un interés natural en involucrarse con todo tipo de información en formato digital.

Los lectores leen con entusiasmo libros en formato digital cuando se les ofrecen de forma gratuita. Desde hace unos meses cualquier persona en Croacia, incluidos los residentes y los turistas, pueden leer (en línea y sin conexión) libremente más de 100.000 libros de editores conocidos tanto antiguos como lanzamientos más recientes, en varios idiomas, a través de una aplicación de lectura gratuita a través del proyecto Free Reading Zones.   ¿Significa esto que no se paga a los editores? Por supuesto que si. Todo el concepto del proyecto Croatia Read se diseñó en torno a la idea de que a los editores siempre se les paga por todo lo leído (por eso se optó por el modelo Total Boox, que paga a los editores sólo por el contenido leído). Pero lo que es más importante, la lectura siempre es patrocinada por un tercero. En otras palabras, el coste de pagar por la lectura se transfiere del lector al patrocinador. El patrocinador puede ser cualquier organización dispuesta a participar en la misión, incluyendo bibliotecas, pero también incluyendo, por ejemplo, bancos, compañías de seguros, entidades gubernamentales, etc. ¿Por qué no permitir que alguien con dinero para gastar en alfabetización, educación y difusión del conocimiento y la cultura participe en favor de toda la sociedad?

En un país como Croacia el salario medio no supera los 800 dólares al mes, por lo que la gran mayoría de la gente no compra un solo libro al año, ya que un libro de bolsillo tiene un precio similar al de Estados Unidos. Así decenas de miles de personas leen vorazmente en sus teléfonos y tabletas, y leen no sólo en su lengua materna, sino también en otros idiomas (inglés, francés, alemán, español, italiano)

Un equipo de voluntarios supervisó cada aspecto del proyecto piloto desde el primer día. Se creo una página de Facebook donde los lectores podían hacer preguntas allí mismo o por teléfono y correo electrónico. Algunos necesitaban asistencia técnica, otros querían ofrecer sugerencias sobre cómo mejorar la aplicación, otros llamaron desde los más pequeños pueblos de montaña o de las islas para contar que esta era la primera vez que leían libros electrónicos. Algunos de los hallazgos clave de estas intervenciones y comentario sde los lectores fueron los siguientes:

  • El contenido digital quiere ser leído en cualquier lugar y no necesita ser controlado (los lectores son muy inteligentes y capaces de censurar el contenido que consumen)
  • Los lectores disfrutan de leer libros electrónicos mucho y a menudo quedán gratamente sorprendidos por lo fácil que es navegar a través de ellos y con la mejoras tecnologicas de las aplicaciones de lectura en los últimos años
  • Los lectores no se preocupan por obtener libros electrónicos a través de las bibliotecas; como ocurre con otros contenidos digitales, simplemente quieren acceder a los libros electrónicos libremente y sin un proceso engorroso
  • Los libros electrónicos tienen el potencial de estimular más la lectura entre las personas que no leen mucho; muchos dijeron que la aplicación les convención para leer mientras se desplazan en el trasnporte público, lo que aumentó la cantidad de lectura general; algunos incluso informaron que la aplicación los convirtió en lectores
  • Los lectores no quieren pagar por los libros electrónicos y no consideran que amenacen la supervivencia de los libros impresos de ninguna manera
  • Los lectores también quieren leer libremente; Y sólo pueden lograr la verdadera “libertad de lectura” a través de los libros electrónicos. Cuando entran en una biblioteca virtual gratuita para todas las personas (como en el caso de Croatia Read), son capaces de leer discretamente lo que quieren y como quieren; No hay un registro de lo que estaban pidiendo prestado o comprado; No necesitan reseervar el libro y tener que esperar la llegada de su un plazo.
  • La mayoría de los lectores comprendieron que Croatia Read era un paso importante hacia la democratización de la palabra escrita en formato digital y alentó a los esfuerzos para continuar más allá de la fase piloto
  • La gran mayoría de los lectores estaban satisfechos con la experiencia de lectura

 

La promesa del libro electrónico para hacer del mundo un lugar mejor es profunda. No se trata de poner a los editores fuera de negocio o devaluar las bibliotecas. Se trata de unir fuerzas con ellos y potenciarlos a través del uso de la tecnología. Más que nada: se trata de la justicia que podemos lograr cuando nivelamos el campo de juego. Pero para lograrlo, debemos hacer más.

Mirela Roncevic es editora jefe de No Shelf Required . También es la fundadora de la iniciativa de lectura libre.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s