PreTextos: Una Biblioteca de Verano

una-biblioteca-de-verano_1_2063117

Una Biblioteca de Verano
Mary Ann Clark Bremer
Traducción de Laura Salas Rodríguez

Editorial Periférica, 2013
14,75 euros 88 páginas
ISBN: 978-84-92865-59-8
Traducción de Laura Salas Rodríguez14,75 euros 88 páginasISBN: 978-84-92865-59-8

“Aquel verano fue el primer verano después de la guerra, casi dos años después de la muerte de mis padres en el Canal de la Mancha, sólo unos meses más tarde de la muerte del tío Marcel en su cama de La Bienhereuse. Yo había sobrevivido al ataque del submarino alemán que asesinó a mis padres y había pasado días de ceguera y miedo en un hospital sin nombre. Días de llanto. Luego llegué a D., me instalé en La Bienhereuse y me converti en bibliotecaria por unos meses. Fueron los más felices de aquel tiempo.”

AUDIO

 

 

Corre el año 1946. La guerra ha terminado y la joven norteamericana narradora de esta novela ha perdido en ella a sus padres. También, de muerte natural, ha perdido a su tío Marcel, un extraordinario personaje que la educó en el amor a los libros.

En el pequeño pueblo francés donde pasó los veranos de su infancia, la protagonista deberá ocuparse de poner en marcha una nueva biblioteca tras salir del hospital, ya que las tropas alemanas han destruido la anterior. Tendrá así oportunidad de pensar en el valor de la lectura y en la compañía que le han proporcionado los libros en los peores momentos, e incluso a la hora de tomar una u otra decisión… Sus recomendaciones a los vecinos del pueblo la harán formar parte fundamental de esa comunidad. Entretanto, el esplendor del verano invade la naturaleza de los alrededores y el jardín de la vieja casona que ha heredado de su tío.

Los escritores Marcel Proust, Daniel Defoe, Paul Valéry… y sus obras son tan importantes en esta novela como los personajes de carne y hueso con los que se relaciona cada día la joven protagonista, muchos de ellos convocados bajo la sombra protectora del tío Marcel.

Pero no es ésta sólo una estampa más o menos evocadora y llena de encanto de una época y de unos autores atemporales: la verdadera vida se cuela en cada página y asistimos así a una hermosísima y cruda búsqueda de la felicidad, del amor y de, por qué no decirlo, la supervivencia. A una historia en primera persona que es también la historia de una época: de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación alemana de Francia al conflictivo nacimiento del estado de Israel.

“Arañadas tapas de un verde ajado, como el de un terciopelo muchas veces expuesto a la luz.Tapas del color del tabaco.  Y el de los corales de las islas Filipinas.Tapas del color de la luz del atardecer en Nueva Inglaterra -mis otros veranos-Tapas con olor a cobalto, a moho dulce, a gusanos de seda, a madreselva, a coñac,  a tierra mojada.Tapas estampadas en dos líneas en oro desvaido, en azul prusia, en blanco sucio de nieve.Los libros de tapas de cartón forradas con telas y los libros de tapas flexibles para los dias de tren o playa.Libros en miniatura (los poemas de Verlaine) y libros gigantescos (algunas novelas de Balzac).Libros que podrian sujetar un edificio entero ( por lo que dicen o cómo lo dicen).Ningun libro malo entre tantos libros”

 

Una Biblioteca de Verano de Mary Ann Clark Bremer
Anuncios

3 pensamientos en “PreTextos: Una Biblioteca de Verano

  1. Pingback: Textos literarios sobre bibliotecas y lectura. Planeta biblioteca 2017/04/05 | Universo Abierto

  2. Pingback: Textos literarios sobre bibliotecas y lectura. Planeta biblioteca 2017/04/05 | Con la música a otra parte (Radio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s