Redes sociales y Síndrome de Fatiga Informativa

technostress

El concepto Síndrome de Fatiga Informativa (IFS) o Technostress, aparece formulado por primera vez en un informe de la agencia Reuters titulado Dying for information? elaborado por el psicólogo Davis Lewis en octubre de 1996 tras estudiar a 1.300 directivos de Reino Unido, USA y Hong Kong. Aunque muchos años antes el neurólogo ruso Levon Badalian ya advertía sobre el daño que el exceso de información provocaba en el desarrollo neurológico y cerebral de los niños, siendo el causante de muchos de los trastornos del aprendizaje. En España Alfons Cornellá a principios en 1999 utilizaba el término intoxicación para referirse a la contaminación informativa por exceso de información siendo este exceso más perjudicial que provechoso.

El síndrome se da en personas que tienden a manejar grandes cantidades de información procedente de libros, revistas, periódicos, correos electrónicos, móviles  y sobre todo redes sociales. Los síntomas más destacados del mismo son: estrés, ansiedad, confusión, superficialidad y  falta de atención, además de daños en las relaciones personales.

Durante siglos hemos asociado más información con más libertad, pero no por tener más información nos sentimos más libres y más satisfechos. La información es necesaria para la vida moderna, muchos profesionales dependen de disponer de información contrastada, pero el problema surge cuando sobrepasamos el umbral de aquella que somos incapaces de asimilar y procesar, lo que nos lleva frecuentemente a empeorar nuestra capacidad analítica, nos conduce a tomar decisiones erróneas y como consecuencia nos produce una enorme ansiedad. Si nos retrotraemos a hace no muchos años cuando los canales informativos se circunscribían a los medios de comunicación clásicos como radio y televisión o aquellos otros más tangibles como los libros podemos ser conscientes de la importancia que ha adquirido este fenómeno en la llamada Sociedad de la Información.

La cantidad de información ha aumentado por varias razones. Por un lado la Sociedad de la Información ha destacado la información como un valor esencial, y por otro ha potenciado la necesidad de estar constantemente hiperconectados. El fenómeno se desboca cuando como ocurre como en el caso de las redes sociales todos somos capaces de producir información porque son mejores los mecanismos para producirla, y también aquellos otros que permiten organizarla y buscarla (Fanjul, 2011). Manejar mucha información provoca la parálisis de la capacidad analítica.

Aunque tampoco hay que asociar de Internet y redes sociales con algo negativo. La tecnología está produciendo cambios cognitivos importantes, facilitándonos la comunicación con los demás y el aprendizaje. Aunque siempre se destacan las capacidades para la formación, y el aprendizaje, otro de los valores esenciales de las redes sociales que no siempre se pone de relieve con la importancia que realmente tiene es el ocio. La Teoría de los 6 grados [1] expuesta por Microsoft corrobora que todos estamos relacionados entre si por una media de 6 grados de separación, es decir que necesitaríamos seis intermediarios o menos para relacionarnos con cualquier otro usuario, tomando como base que dos personas se conocían si habían intercambiado al menos un mensaje de texto (Horvitz, Leskovec, 2007) que explica la verdadera importancia que tiene la difusión de información que hacemos cada uno de nosotros y que a la vez esta relacionada con otras personas, aunque no sea nuestra intención.

[1] http://www.sixdegrees.org/

Bibliografía

Fanjul, Sergio. “Atentos a Todo… Y a Nada.” El Pais (2011).http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Atentos/todo/nada/elpepusoc/20110512elpepusoc_3/Tes

Horvitz, Eric , and Jure  Leskovec. “Planetary-Scale Views on an Instant-Messaging Network.” ArXiv.org (2008). Print.http://arxiv.org/PS_cache/arxiv/pdf/0803/0803.0939v1.pdf

Smith, David “Proof! Just Six Degrees of Separation between Usafter Checking 30 Billion Electronic Messages, Microsoft Researchers Say the Theory Stands Up.” The guardian (2008). http://www.guardian.co.uk/technology/2008/aug/03/internet.email:

3 pensamientos en “Redes sociales y Síndrome de Fatiga Informativa

  1. Pingback: Sobrecarga informativa | Universo Abierto

  2. Pingback: Vida digital y gestión del tiempo. Planeta Biblioteca 2019/12/18 | Universo Abierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s