Archivo de la categoría: Noticias

Monografías de acceso abierto: estado de la cuestión

 

state_open_monographs

 

Grimme, Sara; Taylor, Mike; Elliott, Michael A.; Holland, Cathy; Potter, Peter; Watkinson, Charles (2019): The State of Open Monographs, Digital Science, 2019

Texto completo

 

Este informe aborda la cuestión de cómo integramos y valoramos las monografías en la red académica digital cada vez más abierta. Los expertos de la industria analizan el panorama de las monografías abiertas en 2019, el impacto y el papel de las monografías en el registro académico, el avance hacia el acceso abierto y los matices de la financiación.

 

El acceso abierto sigue siendo una parte relativamente pequeña de la edición de monografías. A mediados de 2019, el Directory of Open Access Books (DOAB) tenía un total de menos de 20.000 libros en OA. Esto se compara con unas 86.000 monografías que se publican cada año a nivel internacional. Como tal, evaluar el estado actual de la publicación de monografías en acceso abierto es particularmente difícil, aunque sólo sea por el hecho de que el contexto es muy variado y desordenado, incluso más de lo que lo es para la publicación de revistas. Dicho esto, una breve reseña de la publicación de libros de OA en la última década revela algunas tendencias dignas de mención.

En muchos sentidos, el Reino Unido y Europa han encabezado el camino. Dos de los primeros editores de monografías de OA fueron lanzados en Londres en 2008: Open Book Publishers (OBP) y Open Humanities Press (OHP). Ambos han adoptado un modelo de negocio híbrido que se basa en mantener bajos los costos y generar ingresos a través de una combinación de ventas a través de ediciones impresas bajo demanda, subvenciones y donaciones. Ambas siguen estando activos en 2019: el OBP ha publicado más de 100 títulos, mientras que el OHP ha publicado cerca del 50 títulos. Proyecto a los que se les ha unido una nueva generación de editoriales de libros de acceso abierto en el Reino Unido en la última década.

En 2012 Knowledge Unlatched (KU) fue fundada por Frances Pinter como una compañía  sin fines de lucro que tiene como objetivo hacer publicación de monografías sostenibles a través de la compra de una biblioteca colectiva modelo. Las bibliotecas de todo el mundo se comprometen a prestar apoyo financiero para “desbloquean” ediciones en Acceso Abierto. Ahora en su 6º año, y expandiéndose después de haber sido vendida en 2016 a El empresario alemán Sven Fund, KU GmbH, tiene más de 1.000 libros y 16 revistas. En mayo de 2019, KU anunció el lanzamiento de la versión beta de la Open Research Library, cuyo objetivo es unir a todos los centros de edición de libros en  acceso abierto (OA)

También cabe destacar la publicación en acceso abierto en las redes europeas (OAPEN), una organización sin fines de lucro con sede en los Países Bajos que comenzó en 2008 como proyecto piloto para explorar un modelo de publicación OA sostenible para monografías de Humanidades y Ciencias Sociales en Europa. OAPEN no es una editorial, pero opera con dos plataformas que han sido importantes para la construcción de un sistema abierto de infraestructura: OAPEN Library, y el repositorio central que aloja DOAB,

En América del Norte, la publicación abierta de monografías ha tardado más tiempo en llegar. Las pocas iniciativas que se han desarrollado hasta ahora se han basado en lo que Raym Crow ha llamado a un “enfoque del lado de la oferta” para la financiación, y son las siguientes: Punctum Books (2011) y Lever Press (2016), ambas dependen de la financiación de las bibliotecas y los consorcios de la UNESCO. La iniciativa Luminos de la University of California Press (2015) que tiene por objetivoo adoptar un modelo de negocio “El autor paga” modificado en el que UC Press y sus bibliotecas asociadas absorben parte de los costos, mientras que se espera que los autores financien el resto a través de sus instituciones. Punctum ha publicado más de 200 libros de OA desde 2011.

TOME (Toward an Open Monograph Ecosystem), que se lanzó en 2016, ha abordado el problema a través de un enfoque colaborativo que agrupa a múltiples organizaciones nacionales: Association of American Universities, Association of University Presses (AUPresses), y Association of Research Libraries. TOME es un proyecto piloto en el que las instituciones participantes acuerdan financiar un número determinado de monografías – tres por año en un período de cinco años. Más de 60 universidades han acordado aceptar subvenciones de acuerdo con las condiciones de la iniciativa. El las primeras ocho monografías de TOME fueron publicadas en 2018 y a principios de 2019 por seis editoriales universitarias diferentes, con más de 30 títulos en preparación.

TOME se basa en programas de publicación de acceso abierto que se han iniciado en varias editoriales universitarias norteamericanas. Estos incluyen programas de publicación de acceso totalmente abierto en editoriales universitarias como Athabasca y Amherst, así como programas de acceso abierto en prensas como Cornell, Michigan, MIT, Penn State, Virginia y University of North Texas, por nombrar sólo algunos.

Entre las iniciativas más recientes de OA se encuentra Sustainable History Monograph Pilot (SHMP), un proyecto financiado por la fundación Andrew W. Mellon que se centra en monografías de la agricultura biológica. en una sola disciplina académica; historia. SHMP reúne a Longleaf Services, un proveedor de servicios editoriales sin fines de lucro propiedad del University of North Carolina Press, y 20 editoriales universitarias que tienen como acuerdo participar en las fases iniciales del proyecto piloto. Una meta declarada de SHMP es mostrar que las monografías pueden ser publicadas con éxito con subsidios tan bajos como son los de 7.000 dólares que cuesta publicar una monografía.

Otros editores, entre los que se incluyen varias editoriales universitarias, han recibido subvenciones utilizadas del programa Humanities Open Book apoyadas conjuntamente por el Fondo Nacional para las Humanidades y la Fundación Andrew W. Mellon para que los títulos de la lista de reserva estén disponibles en acceso abierto. Más de 2.500 libros se han publicado en acceso abierto a través del programa de subvenciones de cuatro años que terminó en 2019.

 

¿Qué acciones estratégicas deben adoptar las bibliotecas universitarias para que la comunicación científica sea más abierta y equitativa?

5637b384b058cd72909488f3649755d2

Maron and Rebecca Kennison (eds.) “Open and Equitable Scholarly Communcations: Creating a More Inclusive Future”. Chicago, Illinois : ACRL, 2019

 

Texto completo

 

¿Cómo debería ser el entorno de comunicación académica? ¿Qué cuestiones estratégicas de investigación deben seguir las bibliotecas universitarias? ¿Cómo se pueden eliminar las barreras de acceso a los servicios, espacios y recursos?

 

ACRL tiene el compromiso de acelerar la transición a un sistema de investigación más abierto a través de la educación, la promoción política, la formación de coaliciones. Estos y otros temas se abordan en la nueva agenda de investigación de la Asociación de Bibliotecas Universitarias y de Investigación (ACRL), “Open and Equitable Scholarly Communcations: Creating a More Inclusive Future”,  publicada la semana pasada. La agenda fue desarrollada a lo largo de un año por Research and Scholarly Environment Committee, ReSEC de ACRL con un alto grado de participación de la comunidad académica, incluyendo personal bibliotecario de primera línea, individuos con discapacidades y personas de grupos raciales y étnicos subrepresentados.

Durante muchos años, académicos y bibliotecarios universitarios han trabajado para acelerar la transición a sistemas de investigación más abiertos y equitativos. Si bien se han logrado avances significativos, persisten las barreras. La Asociación de Bibliotecas Universitarias y de Investigación (ACRL) busca estimular nuevos avances a través de esta agenda de investigación orientada a la acción, que está diseñada para proporcionar información práctica para el mundo académico; en ella se incluyen las perspectivas de las comunidades históricamente subrepresentadas a fin de ampliar la comprensión de la profesión de los entornos de investigación y los sistemas de comunicación académica.

A través de entrevistas, grupos focales, talleres y una encuesta en línea, más de 1.000 miembros de la comunidad de ACRL se ofrecen ideas y experiencias para dar forma a esta agenda de investigación agenda. Este documento recomienda algunas prácticas para orientar la comunicación académica y la investigación a un entorno más abierto, inclusivo y equitativo.

La agenda de investigación está organizada en tres conceptos principales: personas, contenidos y sistemas; y en cada uno de ellos las estrategias prioritarias se orientan a varios ámbitos de investigación específicos que deben abordarse.

La sección sobre Personas aborda la diversidad y la inclusión desde varias direcciones.

– Adoptar la diversidad y la inclusión aborda formas de entender mejor y mejorar el éxito de aquellos que trabajan en bibliotecas universitarias en funciones de comunicación académica. También exige una mayor claridad y un mayor reconocimiento de la gama de funciones y aptitudes de quienes se dedican a la labor de comunicación académica.

– Mejora de la vida laboral de las personas involucradas en la comunicación científica, se exploran los incentivos necesarias para que la gente cambie su comportamiento y participe en nuevos modelos abiertos de comunicación académica. En esta sección también se destacan los desafíos que se presentan cuando la mano de obra requerida para producir los nuevos trabajos se compensa de manera informal.

– El aumento de la conciencia sobre los derechos de los creadores pone de relieve la necesidad de comprender los derechos y responsabilidades de los creadores, ya sea que eso signifique educar a los autores en la gestión de sus derechos intelectuales. o el desarrollo de un enfoque más matizado de los contenidos “abiertos” que respete la privacidad de aquellos cuyas ideas, imágenes o cultura están siendo discutidas.

La sección sobre el Contenido reconoce la oportunidad de una mayor inclusión y apertura, dadas las muchas maneras en que se crean, recolectan y evalúan los materiales.

– Rethinking What “Counts” pide a los investigadores que consideren las formas en que se asigna valor a los materiales académicos, particularmente en lo que se refiere a las decisiones de promoción, retención y permanencia en el cargo, y que consideren el papel que podrían desempeñar los bibliotecarios para influir en los esfuerzos que se están llevando a cabo para  perfeccionarlos. En esta sección también se sugieren vías de investigación para comprender mejor el sesgo implícito y explícito que puede operar en las tareas de evaluación de los investigadores y su trabajo, especialmente cuando proceden de comunidades o zonas geográficas insuficientemente representadas.

– Creación de colecciones más representativas y abiertas) subraya la necesidad de seguir evaluando la creación de colecciones para garantizar la diversidad de los materiales creados y adquiridos, y revisar las disposiciones sobre derechos de autor excesivamente restrictivas que limitan el acceso.

La sección sobre Sistemas identifica varias vías a explorar, cada una de las cuales representa un tipo diferente de sistema que de la comunicación científica.

– El apoyo a la infraestructura tecnológica que es sostenible explora el apoyo necesario para mantener la sostenibilidad. y la creciente importancia de los datos y la gestión de datos en el ámbito académico. flujo de trabajo de comunicaciones.

– Crear sistemas que permitan un mayor acceso a más personas analiza los sistemas que alientan y fomentan facilitar un mayor acceso a los usuarios, ya sea mediante la atención a discapacidades específicas o mediante un enfoque renovado y proactivo en la construcción de una comprensión profunda de las necesidades de los usuarios, la creación de nuevos productos y la importancia de las partes interesadas.

– Building Mission-Aligned Organizational and Financial Systems ofrece sugerencias para nuevas investigaciones sobre los modelos financieros que apoyan las comunicaciones académicas, destacando específicamente la actual interés en la infraestructura de propiedad de la comunidad académica.

– Impulsar la innovación en las bibliotecas universitarias reconoce que para que las nuevas ideas se afiancen, las propias organizaciones tendrán que tomar medidas activas para comprender los entornos que crean que pueden fomentar (u obstaculizar) la innovación y el cambio.

Para cada una de estas áreas de investigación, este informe presenta una visión general del tema, destacando las áreas de progreso y las acciones prácticas que las bibliotecas pueden llevar a cabo, así como las líneas específicas de investigación, cada una de las cuales incluye preguntas de investigación que ayudarían a avanzar en la comprensión y la resolución de problemas en torno a ese tema. Finalmente, cada área ofrece una sugerencia ilustrativa para un proyecto de investigación real, sugiriendo un marco y una metodología que podría utilizarse.

Junto al informe hay extensos apéndices, incluyendo un ensayo sobre temas de justicia social en la comunicación académicas que han sido utilizados para la elaboración de la agenda, los resultados de la encuesta en línea y una lista anotada de lecturas recomendadas.

Los temas aquí expuestos son de gran interés para la comunidad bibliotecaria universitaria en general, y la ACRL insta a los miembros, cualquiera que sea su función, a participar en la realización de las acciones necesarias para desarrollar un sistema más abierto, inclusivo y equitativo.

El teléfono móvil se consolida como la principal manera de conectarse a Internet

Woman laying with feet up texting cell phone

«Mobile Technology and Home Broadband 2019». Washington D.C.:  Pew Research Center, 2019

Texto completo

El 37% de los estadounidenses ahora se conectan en línea principalmente a través de un teléfono inteligente, y estos dispositivos se citan cada vez más como una razón para no tener una conexión a Internet de alta velocidad en casa. Estas tendencias son parte de un cambio más amplio hacia la tecnología móvil que ha cambiado la forma en que la gente hace todo, desde obtener noticias hasta solicitar empleo.

 

Estos son algunos de los hallazgos clave de la encuesta telefónica del Pew Research Center a 1,502 adultos estadounidenses realizada del 8 de enero al 7 de febrero de 2019.

Debido a que la proporción de estadounidenses que dicen tener un teléfono inteligente ha aumentado drásticamente en la última década -del 35% en 2011 al 81% en 2019-, una nueva encuesta del Pew Research Center revela que la forma en que muchas personas eligen conectarse en línea es marcadamente diferente a la de años anteriores.

Hoy en día, el 37% de los adultos estadounidenses dicen que utilizan principalmente un teléfono inteligente cuando acceden a Internet. Esta proporción casi se ha duplicado desde 2013, cuando el Centro formuló por última vez esta pregunta. En ese momento, el 19% de los estadounidenses nombraron su teléfono inteligente como su principal dispositivo para conectarse a Internet

Los más jóvenes son especialmente inclinados a utilizar sus teléfonos cuando se conectan a Internet. El 58% de los jóvenes de 18 a 29 años dicen que en su mayoría se conectan a Internet a través de un teléfono inteligente, frente al 41% en 2013. Sin embargo, este crecimiento es evidente en todos los grupos de edad. Por ejemplo, la proporción de adultos de entre 30 y 49 años que dicen que utilizan principalmente un teléfono inteligente para conectarse en línea casi se ha duplicado, del 24% en 2013 al 47% en la actualidad.

De hecho, los dispositivos móviles no sólo se utilizan más a menudo para conectarse a Internet, sino que algunos estadounidenses están renunciando por completo a la banda ancha tradicional en casa en favor de su teléfono inteligente. La mayoría de los adultos dicen que se suscriben a la banda ancha en casa, pero alrededor de uno de cada cuatro (27%) no lo hacen. Y cada vez son más las personas que no se adhieren a estos servicios que citan su teléfono móvil como una razón para no suscribirse a ellos.

Entre los usuarios que no utilizan banda ancha, el 45% dice que no tienen banda ancha en casa porque su teléfono inteligente les permite hacer todo lo que necesitan hacer en línea, en comparación con el 27% en 2015. Al mismo tiempo, la proporción de usuarios que no disponen de banda ancha que afirman que su smartphone es la razón más importante para no tener una conexión a Internet de alta velocidad en el lugar donde viven, que casi se ha duplicado en el mismo período de tiempo (del 12% al 23%). Y aunque la asequibilidad sigue siendo una barrera comúnmente citada, la proporción de usuarios que no adoptan la banda ancha que dicen que el costo de una suscripción mensual es la razón más importante para no tener estos servicios ha caído del 33% en 2015 al 21% en la actualidad. Además, el 80% de estos usuarios que no tienen banda ancha dicen que no están interesados en obtener conexiones de alta velocidad en casa.

Estos patrones subrayan la dependencia que una minoría de estadounidenses tiene de su teléfono inteligente para el acceso a Internet. Alrededor del 17% de los adultos estadounidenses son “usuarios de Internet sólo por teléfono inteligente”, lo que significa que informan tener un teléfono inteligente pero no tienen una conexión a Internet de alta velocidad tradicional en el lugar donde viven. Esta proporción se ha duplicado aproximadamente desde 2013, cuando el 8% de los adultos entraron en esta categoría.

 

 

Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2018 (2019)

 

54230e2fc962de6e22de6806576266ba

Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2018 (2019). Madrid: Federación de Gremios de Editores de España, 2019

Texto completo

 

¿Qué se entiende por lectura? Por lectura se entiende al proceso de aprehensión de determinadas clases de información contenidas en un soporte particular que son transmitidas por medio de ciertos códigos, como lo puede ser el lenguaje. Es decir, un proceso mediante el cual se traducen determinados símbolos para su entendimiento.

Cuando se realizaron las primeras ediciones de este estudio, la lectura se encuadraba en el ámbito de las prácticas de ocio y tiempo libre. Interesaba la lectura voluntaria y quedaba fuera la lectura obligatoria, tanto la que imponía el sistema educativo, en el caso de los estudiantes, como la que se realizaba por necesidades de orden laboral, en el caso de los trabajadores.A partir de 2010 se recoge en el informe la lectura por motivos de trabajo y/o estudios, también la lectura de temas de actualidad (prensa y revistas) y la realizada en los distintos soportes de lectura, aunque la parte más substancial del informe sigue desarrollando la lectura de libros en tiempo libre.

Muestra: Se han realizado un total de 5.004 entrevistas

Aspectos más destacados:

  • La lectura de libros en general y de contenidos digitales (textos largos en webs, blogs o redes sociales) sigue incrementándose. Por el contrario, continúa el descenso de los lectores de revistas.
  • El porcentaje total de lectores alcanza el 96,1% entre la población de 14 o más años; es decir personas que leen algún tipo de material, en cualquier formato o soporte, ya sea impreso o digital, al menos una vez al trimestre. Según el tipo de lectura: el 73,9% lee periódicos, un 67,2% lee libros y un 56% lee textos largos en internet (Webs o RRSS).
  • Se iguala el porcentaje total de lectores hombres y mujeres.  Las mujeres leen más libros, revistas y en redes sociales. Los hombres leen más prensa, cómics y en webs, blogs y foros.
  • El porcentaje de lectores desciende según aumenta la edad, excepto en la prensa y en las revistas, en mayor o menor medida, .
  • Se observa una relación directa entre el nivel de estudios finalizados y el ratio de lectores. independientemente del tipo de lectura.
  • La mayoría de los lectores son lectores frecuentes (leen todas las semanas). En el caso de los lectores de libros, el 55,5% (el 83% del total de lectores) son lectores frecuentes.
  • El 92,4% de la población tiene como idioma habitual de lectura el castellano. Un 44,5% lee habitual u ocasionalmente en dos o más lenguas.  El 21,3% suele leer en inglés, el 20,3% en catalán/valenciano y el 4,2% el francés.
  • El 67,2% de la población lee libros, un 59,7% lee libros por ocio, en su tiempo libre (con tendencia ascendente) y el 28,9% lee por motivos de trabajo o estudios. Leen una media de 10 libros al año y emplean 8,4 horas a la semana.
  • El 61,8% lee libros por ocio, en su tiempo libre (cifra que se ha incrementado respecto del año pasado y presenta una tendencia ascendente en los últimos años) y un 28,9% lee por motivos de trabajo o estudios (estable respecto de 2018)
  • Además de la leer en casa, otros lugares habituales de lectura de libros son al aire libre (en mayor medida las mujeres) y en el transporte público (más presente en Madrid o en Cataluña).
  • La falta de tiempo es el motivo principal por el que los no lectores declaran no leer libros, en mayor medida entre la población de 35 a 44 años. Un 32,2% de los no lectores (16,3% del total de la población) declara que no le gusta o no le interesa la lectura (mencionado por uno de cada dos no lectores menores de 25 años). También se menciona la preferencia por otras alternativas de ocio, en especial entre la población más joven y la de más edad.
  • La compra (60,8%), se mantiene como la principal forma a través de la cual el último libro leído llegó el libro a manos de los lectores, bien porque lo compró (40,4%), bien porque se lo regalaron (17,4%) o porque lo compró en internet (3,0%). El 23,2% llegó a él mediante un préstamo (de éstos el 6,9% lo tomó prestado de una biblioteca). El 8,4% lo consiguió a través de Internet, la mayoría, un 5,4% lo descargó gratuitamente.
  • El 78,3% de los españoles a partir de los 14 años lee algún tipo de contenido en soporte digital, ratio que sigue en ascenso. Se define al lector digital al lector que lee, con frecuencia al menos trimestral, en un pc, un móvil, una Tablet, un e-reader o una agenda electrónica. Prácticamente todos los lectores digitales son lectores frecuentes (al menos una vez por semana) Redes sociales, webs y periódicos son los contenidos más leídos en soporte digital.
  • La lectura digital de libros sigue en ascenso y alcanza un 28,7% entre la población de 14 o más años.

 

 

¿Cómo saber si una revista está indexada en Web of Knowledge?

how-to-identify-sci-indexed-journals

Master Journal List

http://mjl.clarivate.com/

Master Journal List es una herramienta gratuita que permite a los usuarios buscar todos los títulos actualmente cubiertos en Web of Science. Las listas de revistas actuales están disponibles para Web of Science Core Collection (que incluye Science Citation Index Expanded, Social Sciences Citation Index, Arts & Humanities Citation Index, y Emerging Sources Citation Index), Biological Abstracts, BIOSIS Previews, Zoological Record y Current Contents Connect, así como los productos de Información Química de Reacciones Químicas Actuales e Índice Chemicus.

Para encontrar la revista puedes introducir el título, aparte del título o el y ISSN en la caja de búsqueda.

Ingrese una palabra de título, título completo o ISSN / E-ISSN: 
Palabra de título: Ingrese como CELULAR o CELDA * 
Título de la revista completa: Ingrese como REVISTA DE TRANSPLANTE DE CÉLULAS o REVISTA DE CELDA * 
ISSN / E-ISSN: Ingrese como 1234-5678

Los títulos de la Lista maestra de diarios se pueden exportar a Excel, pero la hoja de cálculo resultante deberá reformatearse debido a la forma en que se formatea la información del editor en el sitio. Wiley-Blackwell, por ejemplo, coloca al estado después del país. En la hoja de cálculo, esto obliga a los códigos de estado y país a columnas diferentes.

La lista de revistas del Índice de citas de ciencias sociales se utiliza como ejemplo a continuación.

  1. Vaya a Master Journal List http://mjl.clarivate.com/
  2. Haga clic en el enlace ” Índice de citas de ciencias sociales”  en la  Colección principal de Web of Science
  3. Haga clic en el botón “Ver lista” en la sección ‘Ver una lista de todas las revistas’
  4. Haga clic en el botón “Formato para imprimir AZ”

Bajará el listado en bloques de 500 registros.

 

Bibliotecas Públicas en Inglaterra

 

shutterstock_554370322-960x640

Public Libraries in England. London: UK House of Commons Library., 2019.

Texto compelto

 

Este documento ofrece un breve resumen de la prestación de servicios bibliotecarios en Inglaterra, el papel del Secretario de Estado y el trabajo del Grupo de Trabajo de Bibliotecas.

 

La Ley de Bibliotecas y Museos Públicos de 1964 exige a las autoridades locales de Inglaterra y Gales que “presten un servicio bibliotecario completo y eficaz”. “Comprensivo y eficiente” no está definido. Es responsabilidad de cada autoridad local determinar cómo prestar los servicios de las bibliotecas públicas en el contexto de las necesidades locales.

El Secretario de Estado de Cultura Digital, Medios de Comunicación y Deportes puede ordenar una investigación cuando exista la preocupación de que una autoridad local no esté cumpliendo con sus obligaciones en virtud de la Ley. Esto no ha sucedido desde 2009, cuando se realizó una investigación sobre los servicios bibliotecarios prestados por el Consejo del Distrito Metropolitano de Wirral.

La preocupación por el futuro de los servicios bibliotecarios sigue en pie. El Chartered Institute of Library and Information Professionals (CILIP) tiene activa una campaña “Mi biblioteca por derecho”.