Archivo de la categoría: Libros electrónicos

24symbols: el Spotyfy de los libros

plataformasdelectura-24symbols

24symbols se basa en un modelo freemium (publicidad+suscripción). es decir lectura gratuita a cambio de la presencia de publicidad contextual no intrusiva,, más la posibilidad de contratar una suscripción mediante el modelo premiun para leer sin publicidad. Más o menos la formula aplicada para la música por Spotyfy pero en este caso a los libros en español.

Se trata de una es una plataforma de lectura que no permite el acceso al fichero completo con el contenido y, en ese sentido, no facilita la copia ilegal. Lo que permite medir el número exacto de accesos a cada página. Así el contenido es accesible libremente, pero de forma controlada dentro de una comunidad bajo registro; y ese control permite distribuir los ingresos entre los autores y editores de forma acorde al éxito de sus contenidos.

Siendo además una plataforma para la promoción de editoriales y autores, ya que posibilita la lectura de libros gratis, pero con un modelo de negocio que puede representar una alternativa realista y factible para las editoriales, que va a permitir generar un retorno económico del usuario digital, a la vez que hace posible la convivencia con los modelos de negocio tradicionales.

El porcentaje de títulos editados en formato digital en España alcanzó el 28%

book-stack-and-ipad-1200w-600x569

El sector editorial español en 2016 Nota de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) (febrero 2017

Descargar en PDF

El número de títulos registrados correspondientes a ediciones digitales alcanzó los 23.061 títulos, lo que representa el 28% del total de la producción editorial en España, esto supone un incremento de dos puntos con respecto a las cifras obtenidas en el año 2015. Sin embargo la facturación por este formato sólo es del 5%. del total de la industria editorial, situación muy similar a la que se produce en países del entorno europeo como Francia, Alemania o Italia.

Los libros de temática infantil, juvenil y didáctica representaron el 22,8% de los libros
registrados, entre otros factores por la adaptación de los libros de texto y materiales
curriculares a la LOMCE.

Madrid y Cataluña continúan siendo las comunidades que mayor número de títulos
registraron, seguidas de Andalucía, Valencia y País Vasco.

El porcentaje de títulos editados en formato digital alcanzó el 28%, lo que refleja un paulatino

incremento de la producción de títulos en este formato, que podría ser superior si se
desarrollasen políticas de protección de la propiedad intelectual.

La producción de las editoriales españolas alcanzó, en el año 2016, los 81.391 títulos en todos los formatos y en todas las lenguas, según los datos de títulos registrados en la Agencia del ISBN. Estas cifras no incluyen los títulos registrados por autores-editores.

El número de títulos registrados correspondientes a ediciones digitales alcanzó los 23.061 títulos, lo que representa el 28% del total de la producción editorial en España, esto supone un incremento de dos puntos con respecto a las cifras obtenidas en el año 2015. Esto evidencia la apuesta que están realizando los editores españoles por este formato. Según los datos de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), la facturación de este tipo de libros sólo alcanza el 5% del total de la industria editorial, situación muy similar a la que se produce en países del entorno europeo como Francia, Alemania o Italia.

Madrid y Cataluña, las dos comunidades con mayor presencia de editoriales en sus territorios, fueron, registraron un mayor número de obras durante 2016, con 27.223 (33,4%) y 23.538 (28,9%) respectivamente. Tras estas comunidades se sitúan Andalucía, con 11.774 títulos (14,5%); Valencia, 6.822 (8,4%); País Vasco, 2.844 (3,5%); Galicia, 2.156 (2,7%) y Castilla y León, 1.228 (1,5%).

Madrid y Cataluña son también las Comunidades que mayor número de títulos digitales han registrado con 8.904 y 5.737 respectivamente.

En cuanto a las temáticas de los libros registrados en la Agencia del ISBN en 2016, el 22,8% correspondieron a libros infantiles, juveniles y didácticos. Como ya ocurriera en los últimos dos años, esta categoría ha seguido registrando el mayor número de libros como consecuencia, entre otros factores, a la edición de nuevos libros de texto y materiales didácticos para adaptar sus contenidos a los nuevos currículos LOMCE.

Tras esta temática se sitúan los libros de ficción y temas afines (16%); Medicina (9,8%); Sociedad y Ciencias Sociales (8,2%); Humanidades (7,1%) Literatura y estudios literarios (6,8%); y Derecho (5,5%). El 4,7% de los libros catalogados fueron de Arte; de Estilo de vida, deporte y ocio (3,9%) y Economía, finanzas, empresa y gestión (3,3%).

En el resto de materias, los títulos catalogados han sido: Salud y Desarrollo Personal, (2,6%); Biografías e historias reales, (2,4%); Matemáticas y Ciencia, (1,5%); Tecnología, Ingeniería y Agricultura, (1,4%); Lenguas, (1,1%); Ciencias de la Tierra, Geografía y Medioambiente, (0,9%); Enseñanza de la lengua inglesa, (0,9%); Consulta, Información y Materias interdisciplinares, (0,7%) y Computación e Informática, 7 (06%).

La industria editorial mueve anualmente cerca de 3.000 millones de euros, y da empleo directo e indirecto a más de 30.000 personas en España. Las 840 empresas editoriales agrupadas en la FGEE representan cerca del 95% de la facturación del sector. En el ámbito exterior, el sector del libro español exportó en 2015 libros por un importe de 552 millones de euros.

Aprendizaje en el hogar

 

gatherround

Rideout, V. [e-Book] Learning at Home: Families’ Educational Media Use in America, The Joan Ganz Cooney Center, 2014.

Texto completo

Muchos niños tienen acceso y usan dispositivos de lectura electrónicos. Casi dos tercios (62%) de los niños de 2 a 10 años tienen acceso a un lector electrónico o a una tableta. Sin embargo, sólo la mitad (49%) de todos los niños con acceso a dicho dispositivo han leído o leen en él. En promedio, los niños pasan ahora: 5 minutos al día con libros electrónicos, en comparación con los 29 minutos que diarios de lectura en libros impresos. 

Joan Ganz Cooney Center ha llevado a cabo una encuesta nacional a más de 1.500 padres de niños de 2 a 10 para averiguar la cantidad de tiempo que utilizan los medios de comunicación dedicados a contenidos educativos en función de las diferentes plataformas y edades. “Learning at home: families’ educational media use in America” es el primer análisis exhaustivo en el que se recogen las opiniones de los padres sobre el usado y las experiencias con los medios de educación de sus hijos: ¿Sobre que temas consideran los padres que sus hijos están aprendiendo más as través de los medios de comunicación? ¿Qué plataformas se perciben como más eficaces? Y ¿cuáles son algunos de los obstáculos para un mayor uso de los medios educativos?

1. Casi la mitad (44%) de los padres considera que los medios que utilizan pantallas son educativos para los niños de entre 2 a 10 años de edad, que utilizan estos medios durante 56 minutos de un total de 2:07 dedicados a otras tareas educativas. Ocho de cada diez niños (80%) usan estos medios educativos al menos una vez a la semana, incluyendo un tercio (34%) que los usan a diarios.

2. La mayoría de los padres piensan que su hijo ha aprendido de estos medios educativos. Entre los padres de los usuarios de los medios educativos más de la mitad (57%) dicen que su hijo ha aprendido “mucho” sobre una o más materias (por ejemplo, lectura / vocabulario, matemáticas o habilidades cognitivas) de los medios educativos. Un Cincuenta y cuatro por ciento dicen que su hijo “a menudo”

3. El uso de medios educativos es más común entre los niños muy pequeños (1:16 horas al día entre los niños de 2 a 4 años), con un gran descenso en el uso a medida que los niños crecen (50 minutos al día entre 5 a 7 años de edad, y: 42 minutos al día entre 8 a 10 años de edad). A medida que los niños crecen, la cantidad de tiempo que pasan con los medios que tienen pantalla aumenta (de 1:37 a 2:36 al día), y la proporción de otros medios educativos disminuye (de 78% a 27%).

4. Los niños pasan mucho más tiempo con la televisión educativa (un promedio de: 42 al día) que con contenidos educativos en otras plataformas, como los dispositivos móviles (05), los ordenadores (05) o los videojuegos (03) . Para cada tema excepto matemáticas, los padres son más dados a decir que su hijo ha aprendido más a través de la televisión educativa que de cualquier otra plataforma. El contenido educativo de los dispositivos móviles se clasificó como el más bajo en el aprendizaje.

5. Los padres no creen que sus hijos aprendan tanto de los medios educativos acerca de la ciencia como de otras materias. Diecinueve por ciento de los padres dicen que su hijo ha aprendido “mucho” sobre la ciencia desde una plataforma de medios educativos, en comparación con el 37% para lectura y desarrollo de habilidades cognitivas y el 28% para matemáticas.

6. A través de cada plataforma y casi todas las materias estudiadas, los padres hispano-latinos son los que tienen menos probabilidades de decir que su hijo ha aprendido de los medios educativos.

7. Muchos niños tienen acceso y usan dispositivos de lectura electrónicos. Casi dos tercios (62%) de los niños de 2 a 10 años tienen acceso a un lector electrónico o a una tableta. Sin embargo, sólo la mitad (49%) de todos los niños con acceso dijeron que han leído o leen en un dispositivo electrónico. De promedio, los niños leen 5 minutos al día con libros electrónicos, en comparación con los 29 minutos diarios de lectura en libros impresos.

La lectura en el entorno digital: nuevas materialidades y prácticas discursivas

ebook_tiempo_edicion_digital

Cordón-García, J.-A. “La lectura en el entorno digital: nuevas materialidades y prácticas discursivas.” Revista Chilena de Literatura, n. 94 (2016).URL.: http://gredos.usal.es/jspui/handle/10366/132295

La lectura ha experimentado numerosas transformaciones a lo largo de la historia configurando una serie de cambios que se han trasladado a las prácticas y discursos sobre la misma. La aparición de los contenidos digitales y la generación de un ecosistema en torno a estos ha generado profundas transformaciones en una tradición de siglos, arbitrando nuevos modelos de producción y recepción en los que la práctica individual, ensimismada y concentrada se complementa con sistemas algorítmicos en los que lo sustancial recae en los modelos subyacentes en miles de obras, más que las particularidades de una sola. Socialización y editorialización de la web representan dos de las principales tendencias de la lectura digital.

Tom Kabinet sitio web de libros electrónicos usados

tom-kabinet_big-300x194

https://www.tomkabinet.nl/

Tom Kabinet es un sitio web de libros electrónicos usados con sede en Holanda, que se estableció por primera vez durante el verano de 2014. Tom Kabinet media entre vendedores y compradores de libros electrónicos usados. Un usuario puede vender desde esta página web libros en formato ePub., por lo que sólo acepta libros en formato ePub con marca de agua digital (soft DRM), y sin DRM (Hard DRM), que permite que puedan leerse en todos los dispositivos que acepten este formato, ya que la facilidad de comercialización de los libros en ePub, es mayor que por ejemplo los archivos PDF o libros electrónicos con protección Hard DRM.

El precio máximo de venta al publico por libro son 2 euros + créditos

31632619584_7e54f9b169_b_d

La lectura digital y la formación del lector digital en España: la actividad de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el Proyecto Territorio Ebook

las-bibliotecas-escolares-deben-entender-la-transformacic3b3n-digital-del-aprendizaje

Cordón-García, J. A. “La lectura digital y la formación del lector digital en España: la actividad de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el Proyecto Territorio Ebook.” Álabe: Revista de Investigación sobre Lectura y Escritura vol. 13, n. (2016). pp.: http://revistaalabe.com/index/alabe/article/view/350

En marzo de 2016 se cumplieron 35 años desde la creación de la Fundación Ger- mán Sánchez Ruipérez, una de las entidades que más han hecho por las bibliotecas y por la lectura en España. Lo importante de esta cifra es el testimonio que aporta acerca de la continuidad de una voluntad y un programa que se ha mantenido in-cólume a lo largo de los años, aportando uno de los raros ejemplos de supervivencia en un país donde las iniciativas culturales nacen con fecha de caducidad incorpora-da. Desde Álabe queremos rendirle homenaje a esta institución que ha sabido crecer con la sociedad a la que sirve.

Nuevas herramientas digitales y participación de los usuarios: el papel de las bibliotecas en la dinamización de los contenidos

32242878531_f486b51afb_o_d

Cordón-García, José Antonio , Julio Alonso-Arévalo, et al..”Nuevas herramientas digitales y participación de los usuarios: el papel de las bibliotecas en la dinamización de los contenidos” Mi Biblioteca, año IX, n. 32, invierno 2013. pp. 72-75

Texto completo

Son muchos los fenómenos que han desencadenado modificaciones relevantes en las bibliotecas y en los procesos que se desarrollan en las mismas. También, la información digital está provocando cambios tanto en las formas de leer como en las de escribir y difundir el conocimiento. Por todo ello, la lectura y la escritura digital requieren nuevas
competencias y actitudes por parte de los usuarios.

En la primera década de este siglo se han producido (y se están produciendo) cambios espectaculares en todo lo relacionado con la producción, gestión y acceso a la información. Se describen aquí cuáles son esos cambios y qué competencias y actitudes se requieren por parte del usuario de bibliotecas en los nuevos entornos electrónicos. Además, se exponen los resultados del estudio realizado por el Grupo de Investigación E-lectra, en primavera de 2012, entre usuarios de dispositivos de lectura electrónica. Todo ello reviste varias vertientes cuyo objetivo es la necesidad de la tarea alfabetizadora y la creación de un ecosistema de servicios que generen la fidelización de los lectores.

Todos estos fenómenos han desencadenado modificaciones notables en las bibliotecas, en los procesos desarrollados en las mismas, sobre todo en lo relativo a las tareas de gestión de la información, y en los comportamientos y actitudes de los usuarios requeridos del conocimiento de nuevas habilidades y competencias para un uso eficiente de la información.

Frente al elemento estático encerrado entre las cubiertas encontramos formas dinámicas  de escritura y lectura sujetas a la interacción de autor y lector con unas posibilidades de crecimiento sin solución de continuidad. Son numerosas las experiencias en las que los documentos electrónicos se han plasmado como propuestas novedosas de escritura y lectura. En este sentido las transformaciones han sido permanentes y continuadas, caminando desde convenciones más próximas a los incunables digitales, representadas por las iniciativas de los lectores de tinta electrónica, a las protagonizadas por los tablets,
en el contexto de las experiencias de la web 2.0. Los usuarios han asimilado el hecho de que el consumo de contenidos no es una actividad pasiva sino que invita a la participación activa, tanto en la producción como en la recepción, que la actividad de publicar ya no está restringida a un club selecto, y que las jerarquías editoriales clásicas se están modificando.