Archivo de la categoría: Libros electrónicos

Internet Archive inicia un programa para mejorar la accesibilidad a los textos para estudiantes discapacitados

02-27-18.final_.ia-postcard-5x7-00001-e1520449946410

Internet Archive helps make books accessible for students with disabilities
Internet Archive Blogs. Posted on February 16, 2019 by John Gonzalez

Ver completo

Internet Archive formará parte de un equipo que está trabajando para abordar un reto clave para los estudiantes con discapacidades: conseguir libros en formatos accesibles. Esta participación se alinea con un programa existente de Internet Archive para hacer que los materiales estén disponibles y sean accesibles a los lectores con discapacidades.

El nuevo  proyecto piloto “Federated Repositories of Accessible Materials for Higher Education,”, tiene como objetivo abordar este problema. Este es un programa piloto de dos años financiado por una subvención de 1.000.000.000 $  por la Fundación Andrew W. Mellon a la Universidad de Virginia (como investigador principal) con el objetivo de reducir la duplicación de esfuerzos en las siete universidades que participan en el programa piloto. También apoyará la mejora acumulativa de los textos accesibles y reducirá el tiempo de entrega de los mismos a los estudiantes y al profesorado.

Actualmente Internet Archive ya dispone de más de 1,8 millones de libros, de los cuales unos 900.000 no están disponibles para la consulta por personas discapacitadas.

 

 

Declaración de Stavanger sobre el Futuro de la Lectura

Boy holds old book and tablet

Declaración de Stavanger

Inglés

El documento recoge los principales hallazgos y recomendaciones del proyecto E-READ (Evolution of Reading in the Age of Digitisation), una iniciativa europea de investigación sobre el impacto de la digitalización en las prácticas lectoras.

 

El proyecto Evolution of Reading in the Age of Digitisation (E-READ) (La Evolución de la Lectura en la Era de la Digitalización) es una iniciativa europea de investigación que ha unido a casi 200 académicos y científicos de toda Europa en el ámbito de la lectura, la edición de textos y la alfabetización, en un esfuerzo conjunto para investigar el impacto de la digitalización sobre las prácticas de lectura. Gran parte de nuestra investigación se ha centrado en cómo los lectores, particularmente los niños y los jóvenes, comprenden y recuerdan los textos escritos cuando usan materiales impresos o materiales digitales. Los miembros de esta Acción COST de investigación financiada por la Unión Europea y otras partes interesadas se reunieron los días 3 y 4 de octubre de 2018 en Stavanger (Noruega) para discutir los principales hallazgos de cuatro años de investigación empírica y debates (2014-2018). La presente Declaración de Stavanger sobre el Futuro de la Lectura representa un sumario de dicho intercambio.

 

Declaración de Stavanger de la Acción COST ‘E-READ’
Sobre el Futuro de la Lectura, 2019

Vivimos en una era caracterizada por una digitalización cada vez más rápida y generalizada. Las tecnologías digitales ofrecen numerosas oportunidades para la producción, acceso, almacenamiento y transmisión de la información, pero al mismo tiempo desafían a una serie de prácticas de lectura bien consolidadas hasta ahora. A lo largo de los últimos cuatro años, un grupo de casi 200 académicos y científicos de toda Europa en el ámbito de la lectura, la edición de textos y la alfabetización han investigado el impacto de la digitalización en las prácticas de lectura.

El papel y las pantallas fomentan, respectivamente, sus propios tipos de procesamiento. En el actual entorno híbrido de lectura en papel y en pantalla necesitamos encontrar las mejores formas de utilizar las ventajas de ambos tipos de tecnologías, para todos los grupos de edad y propósitos.

La investigación en este campo indica que el papel continúa siendo el medio preferido para la lectura de textos largos, especialmente cuando se trata de comprender en profundidad y retener la información, y que dicho medio es el más adecuado para la lectura de textos largos expositivos o informativos. Este tipo de lectura posee un valor incalculable para alcanzar logros cognitivos como la concentración, el desarrollo del vocabulario o la memoria. Por tanto, es importante que la preservemos y promocionemos como uno de los posibles modos de lectura. Asimismo, dado que el uso de las pantallas continúa en crecimiento, descubrir formas para facilitar la lectura en profundidad de textos largos en el medio digital se configura como uno de los retos más urgentes.

Hallazgos más relevantes:

– Las diferencias individuales en talentos, habilidades y predisposiciones dan forma a distintos perfiles de aprendizaje que afectan a la capacidad de los niños para aprender de fuentes digitales y fuentes impresas;

– Las herramientas digitales ofrecen excelentes oportunidades para ajustar la presentación de los textos a las preferencias y necesidades de cada individuo. Se han demostrado sus beneficios para la comprensión y la motivación cuando el entorno de lectura digital es diseñado cuidadosamente teniendo en cuenta al lector;

– Los entornos digitales también suponen desafíos. La tendencia de los lectores a sobrevalorar su capacidad de comprensión es mayor cuando leen en medios digitales que cuando leen en papel, particularmente cuando leen bajo presión temporal, lo que les lleva a leer de forma más superficial y menos concentrados;

– Un meta-estudio que incluye 54 estudios y un total de más de 170.000 participantes demuestra que la comprensión de textos expositivos e informativos es más elevada cuando se lee en papel que cuando se lee en el medio digital, particularmente cuando el lector se encuentra bajo un tiempo de lectura limitado. Una diferencia que desaparece al leer textos narrativos;

– Contrariamente a lo esperable respecto a los llamados ‘nativos digitales’, este efecto de
inferioridad de la lectura digital se ha incrementado a lo largo del tiempo, sin importar
la edad o la experiencia previa con entornos digitales.

– Nuestra cognición encarnada (esto es, el hecho de que las características de todo el cuerpo influyen en qué y cómo aprendemos, qué sabemos o qué podemos hacer) podría contribuir a las diferencias entre la lectura en papel y la lectura digital respecto a la comprensión y retención de la información. Este factor es infravalorado por los lectores, educadores e incluso por los investigadores.

A la luz de los anteriores hallazgos, consistentes con los encontrados en países de otros continentes, hemos formulado las siguientes recomendaciones.

Recomendaciones:
– Es necesario aumentar la investigación sistemática y rigurosa acerca de las condiciones
bajo las cuales aumenta o disminuye el aprendizaje y la comprensión tanto en el medio
impreso como en los entornos digitales.

– Debe enseñarse a los estudiantes estrategias para el dominio en los entornos digitales de la lectura en profundidad y los procesos superiores relacionados con ella. Asimismo, es importante que los centros educativos y sus bibliotecas continúen motivando a los estudiantes para leer libros impresos y que se destine un espacio curricular para ello.

– Los maestros, profesores y otros educadores deben ser conscientes de que, en educación primaria, el intercambio indiscriminado de los materiales impresos, el papel y el lápiz por las tecnologías digitales no es indiferente. A menos que sea acompañado por un desarrollo cuidadoso de las herramientas digitales y de las estrategias de aprendizaje,
puede retrasar el desarrollo de la comprensión lectora y de las habilidades de pensamiento crítico.

– Son necesarias acciones apropiadas para desarrollar mejores pautas y directrices para la implementación de las tecnologías digitales especialmente en educación, pero también
en los medios de comunicación en general. Respecto a la educación, esto implica, por ejemplo, el desarrollo de métodos de instrucción en habilidades de alfabetización digital validados empíricamente (selección, navegación, evaluación e integración de la información encontrada en los medios digitales). Tales habilidades serán aplicables en
multitud de contextos, por ejemplo, al tratar con comunicación gubernamental u otra información pública.

– Los educadores, expertos en lectura, psicólogos y tecnólogos deben trabajar conjuntamente para el desarrollo de herramientas digitales (y el software relacionado) que incorpore la visión aportada por la investigación acerca del procesamiento de la información en la lectura tanto del formato impreso como el digital, incluyendo el rol de la cognición encarnada.

– La investigación futura acerca de materiales para el aprendizaje digital debe implicar una mayor cooperación entre los desarrolladores de tecnología y los investigadores en ciencias sociales y humanidades para ayudar en la promoción de debates públicos acerca de la transformación digital que sean imparciales y basados en la evidencia.

Preguntas para la investigación futura:

Dado el creciente uso de materiales digitales tanto para la educación como para la lectura personal, emergen importantes preguntas acerca del futuro de la lectura, la alfabetización y la permanente importancia de la comunicación textual:

– ¿En qué contextos de lectura y para qué lectores puede ser más fructífero el uso de textos digitales?
– Inversamente, ¿en qué dominios del aprendizaje y la escritura literaria se debe fomentar el medio impreso y abogar por su uso?
– ¿Se está transfiriendo a la lectura en papel la tendencia de la lectura en pantalla hacia una actividad más fragmentada y que implica menos concentración y un procesamiento más superficial?
– ¿Es posible que el exceso de confianza en nuestras habilidades de lectura digital esté amplificando la capacidad de influencia de las noticias falsas y aumentando nuestros sesgos y prejuicios?
– ¿Qué puede hacerse para fomentar un procesamiento más profundo de los textos en general, y cuando son leídos en pantalla en particular?

 

 

 

 

 

La industria editorial en el mundo y en México.

 

4776-pabellon_de_mexico

La industria editorial en el mundo y en México.

Texto completo

Hoy se lee más que nunca, actualmente existen más individuos alfabetizados que en toda la historia de la humanidad. Se están vendidendo más libros que nunca. Todo tipo de información ha crecido exponencialmente, y toda esa nueva información se imprime en forma de libros.

 

Según un estudio estudio “Global Entertainment and Media Outlook 2015-2019” y uno de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem): el mercado de la industria editorial tuvo un valor de mil millones de dólares en el 2015.

Cuando una edición se concreta, han participado; principalmente autores, editores,  impresores, bibliotecarios, vendedores, etc. Ellos recuperan la memoria cultural, económica y social de una época. La modernidad cambió lo artesanal de los libros en una industria

Según los resultados de la Cuenta Satélite de la Cultura en México, del INEGI, la participación de la Cultura en el PIB nacional fue de 2.8% en 2014.

Los libros generan una derrama económica de 10 mil millones de pesos anuales, de  cuerdo con cifras de Forbes. No obstante, el crecimiento de la industria se ha visto estancado. La producción editorial en México es basta, a pesar de que más de la mitad se concentra en el sector público

 

Consumo de libros.

  • En México, apenas el 1% de la población compra la mitad de libros que se editan.
  • Se leen en promedio 2.8 libros al año, mientras que el mínimo recomendado por la UNESCO es de 4 al año.
  • En el estudio “Hábitos de lectura”, la UNESCO posicionó a México en el puesto 107 de 108 países con un promedio de 2 libros leídos anualmente.
  • Se estima que por cada lector de libros digitales hay diez lectores de libros impresos en México.

 

Recursos digitales inclusivos y amigables. Guía de buenas prácticas

tapa3

Rodriguez Palchevich, Diana. “Recursos digitales inclusivos y amigables. Guía de buenas prácticas”, 2019

Texto completo

PDF

ePub

Este ebook se propone orientar a los bibliotecarios, bibliotecarias y docentes en el qué hacer para lograr un material digital inclusivo, amigable y a la vez factible de aplicar en cualquier proyecto de educación o servicio de información mediado por las tecnologías digitales, tanto presencial como a distancia.

Dentro del amplio espectro de los recursos digitales, el libro comprende aquellos de uso más frecuente en las aulas y las bibliotecas: textos con hipermedia, presentaciones con diapositivas, videos y publicaciones en línea.

En un primer momento, se explican concisamente la accesibilidad y la usabilidad, los atributos de calidad necesarios para lograr la inclusión y la amigabilidad. Después, se los relaciona con el Diseño Universal, la Experiencia de Usuario y la Lectura fácil, tres vertientes desde donde es posible planificar y elaborar recursos digitales de calidad.
A continuación, el núcleo temático del ebook: las buenas prácticas que fueron distribuidas según el tipo de material y sus etapas (elaboración y difusión). Estas buenas prácticas responden a optimizar y adecuar los recursos ofrecidos a personas con discapacidades visuales, auditivas y cognitivas.

¿Cuál es el perfil del lector de libros electrónicos?

thedigitalreader

Who is the average ebook reader?
Kira Harkonen July 17, 2018 E-Books & E-Reading, ebookcraft, Research & Analysis

Ver original

 

Estos datos se han recopilado a partir de encuestas de consumidores, por lo que obviamente existe cierto sesgo. En primer lugar, sólo se recogieron datos de aquellos que están dispuestos a responder a las encuestas en línea. En segundo lugar, sólo se encuestó a a lectores canadienses de libros electrónicos mayores de 18 años, por lo que estos datos no son representativos de la Generación Z. Aparte de estos sesgos, estos datos nos dicen mucho sobre el mercado objetivo y el perfil de los libros electrónicos.

El lector digital

El lector de libros electrónicos canadiense promedio se identifica como mujer menor de 45 años soltera y sin hijos, tiene un título académico y gana más de 50,000$ al año. De media, los lectores digitales tienden a ser más jóvenes que los lectores impresos, y los oyentes de audiolibros son aún más jóvenes.

Adquisición

Se preguntó a los lectores digitales dónde adquieren la mayoría de sus libros electrónicos. Como era de esperar, el 53% de los lectores digitales dijeron que adquieren libros electrónicos a través de los diversos servicios como Kindle de Amazon (53%). o Google Libros en segundo lugar con un 33%, -sin embargo, es posible que algunos de los encuestados estuvieran confundiendo Google Play con el motor de búsqueda de Google, por lo que este número debería ser tomado con precaución-. le siguen Kobo con el 30%, la biblioteca con el 25% y Apple con el 20%. Scribd, Proyecto Gutenburg y Barnes & Noble después están los sitios de P2P de Torrent con un 14% de lectores digitales que informan que los utilizan para descargar libros electrónicos.

Formatos

De todos los libros leídos el año pasado por los lectores digitales, el 45% fueron libros electrónicos, el 43% impresos y el 12% audiolibros. Los lectores de libros electrónicos todavía leen muchos libros en formato impreso, ya que algunos géneros se adaptan más al formato digital que otros.

Según nuestra encuesta sobre el tiempo libre de los lectores canadienses en general, el 67% de los libros se leyeron en papel, el 24% en digital, y el 9% fueron audiolibros. En términos de compras, la encuesta de consumidores de 2017 muestra que el 75% de los libros comprados eran impresos, el 19% libros electrónicos y el 2% audiolibros. Sin embargo, los números de audiolibros podrían ser tergiversados debido a que los encuestados mezclan las descargas de audiolibros, el streaming y los servicios de suscripción.

Géneros

Al observar qué géneros se prefieren en digital y qué géneros se prefieren en impreso, es importante recordar que no se trata realmente de un caso de impreso frente a digital. Muchos lectores digitales leen en ambos formatos. Por ejemplo, el 44% de los lectores digitales prefieren leer libros de cocina impresos frente al 17% en formato digital. La preferencia por la lectura impresa entre quienes leen digitalmente también se aprecia en libros de poesía, libros de referencia y libros ilustrados como libros de arte, libros para niños y novelas gráficas y cómics.

En el caso de Non-Fiction, las tasas son muy cercanas, ya que el 35% de los lectores digitales prefieren libros impresos y el 30% los libros electrónicos, mientras que en el caso de Fiction la diferencia es aún más estrecha: El 33% prefiere libros impresos y el 33% prefiere libros electrónicos, mientras que el 21% dice que no tiene preferencia por uno u otro formato, y el 5% prefiere audiolibros. También cabe destacar que el 30% de los lectores digitales no leyeron ningún libro de ficción impreso el año pasado y el 35% dijo que no leyó ningún libro electrónico de ficción.

Cuando se trata de ventas de ficción, Romance, Ficción Histórica y Misterio y Policiíca son las populares en formato ebook, mientras que Novelas Gráficas y Cómics y Ficción en general se venden mejor en versión impresa. Non-Fiction vende en gran parte en formato impreso (aunque los libros de negocios son el género más popular en el formato digital), ya que muchos de estos libros se entregan como regalo.

Determinación de precios

El precio es el factor más importante para los lectores digitales cuando deciden comprar un libro (en cualquier formato). De promedio, piensan que los libros electrónicos deberían costar 9,18 dólares y los libros impresos deberían costar un poco más, 11,68 dólares. También hay una parte importante que piensa que no debería tener que pagar por el contenido nunca: el 18% de los lectores digitales piensa que los libros electrónicos deberían ser gratuitos y el 15% piensa que los libros impresos deberían ser gratuitos. Dicho esto, estas cifras se acercan bastante al número de lectores digitales que usan redes P2P para conseguir sus ebooks (14%).

Cuando se desglosan por género, los lectores digitales están dispuestos a pagar más por libros ilustrados impresos (14$) y menos por novelas románticas, gráficas y cómics digitales (8$). Si observamos los precios de lista promedio en Canadá, podemos ver que la No-Ficción Ilustrada tiene un promedio de precio de 16.37$ para el libro electrónico y 26.43$ para el impreso, mientras que el Romance tiene un promedio de 5.79$ para el libro electrónico y 12.80$ para el impreso

Por último, más lectores digitales dijeron que creen que las novelas gráficas y los cómics deberían ser más frecuentemente gratuitos que cualquier otro género tanto en papel (20%) como en digital (18%). Esto se debe posiblemente a la popularidad de los cómics web, muchos de los cuales están disponibles de forma gratuita.

 

usability

Dispositivos

El 62/% de los lectores digitales utilizan tabletas, lo que las convierte en el dispositivo más utilizado para la lectura de libros electrónicos, y son especialmente populares entre las personas de entre 35 a 54 años. En segundo lugar, con un 61%, se encuentra el smartphone, que es el dispositivo más popular entre los lectores digitales de los menores de 34 años  (y el menos popular entre los que tienen 55 años o más). Sorprendentemente, el 59% leen en un ordenador portátil o de sobremesa, que son, de nuevo, los más populares entre los menores de 34 años, mientras que los lectores que lo hacen en dispositivos de tinta electrónica se sitúan en último lugar. Esto se debe posiblemente al hecho de que la mayoría de la gente ya tiene otros dispositivos digitales para leer libros electrónicos, lee en sus móviles o en una tableta, por lo que los lectores electrónicos dedicados no tienen mucho sentido económicamente. Sin embargo son más populares entre los lectores de 55 años o más años, que también es el grupo que menos probabilidades tiene de tener un teléfono inteligente.

Aplicaciones

También se preguntó a los lectores digitales qué aplicaciones utilizaban para leer libros electrónicos, de acuerdo con los dispositivos que utilizan. La aplicación más popular en la tabletas es Amazon Kindle (20%), seguida de Apple iBooks (16%), Google Books (14%), navegadores web (13%), Kobo (13%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (6%), Barnes & Noble (3%) y otros (3%). (El resto informó que no usan un dispositivo en particular para leer libros electrónicos.)

En el smartphone, las apps utilizadas son bastante similares, aunque Google encabeza la lista con un 20% de lectores digitales que la utilizan. Le siguen de cerca Amazon Kindle (17%), Apple iBooks (15%), navegadores web (15%), Kobo (10%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (4%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Cuando se trata de ordenadores portátiles, no es de extrañar que los navegadores web sean la opción más popular, con un 26% de lectores digitales que los usan. Le siguen Amazon Kindle (16%), Google Books (16%), Kobo (9%), Adobe Digital Editions (8%), Apple iBooks (7%), OverDrive (6%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Características de accesibilidad

Las funciones de accesibilidad más utilizadas, incluso entre las personas que no informaron sobre una discapacidad, son el ajuste del tamaño o el espaciado de la fuente (45%), la visualización nocturna (42%), el cambio de la orientación del texto (28%), el uso del “modo de lectura” para tableta o teléfono (26%), el cambio del texto o del color de fondo (26%), el ajuste de la ampliación de la pantalla (25%) y el uso de un lector de  audio en pantalla (13%). Aproximadamente la mitad de todos los lectores digitales utilizan características de accesibilidad de algún tipo.

Desplazamiento 

En un sorprendente giro de expectativas, la encuesta reveló que el barrido horizontal y las capturas de pantalla son las formas más populares de avanzar a través de las páginas de un libro electrónico, cada uno de estos dos métodos es utilizado por el 32% de los lectores digitales. De modo que los lectores no han sido condicionados por sus teléfonos inteligentes a utilizar el desplazamiento vertical, ya que la mayoría de los lectores digitales prefieren los movimientos horizontales de giro de página que reflejan la experiencia de manejar un libro impreso. y sólo el 18% de los encuestados dijeron que el desplazamiento vertical era su método de avance de página favorito. También al 18% informó que pulsa un botón para avanzar a la página siguiente.

Búsqueda de información

Preguntados los lectores digitales cómo buscan información en un libro electrónico: El 67% de los encuestados dijo que utiliza la tabla de contenidos; el 45% utiliza la función de búsqueda de su dispositivo; el 43% utiliza el índice; el 38% utiliza sus propios marcadores; y el 20% utiliza enlaces en el texto. (Los encuestados pudieron seleccionar más de una opción, por lo que los porcentajes no sumarán el 100%).

¿Qué quieren los lectores?

Después de ver los resultados, se revisaron los comentarios de los lectores digitales para averiguar exactamente lo que quieren de sus ebooks y dispositivos/aparatos de lectura electrónica. En primer lugar, quieren mejorar las funciones de resaltado, especialmente en los dispositivos de tinta electrónica, que sean más fáciles de usar y, en general, más funcionales.

También quieren la opción de leer sin interrupción, es decir, sin notificaciones, cuando se utiliza cualquier dispositivo que no sea un lector electrónico dedicado. Si esto significa una sugerencia para activar el “Modo Avión” antes de leer o una función que ayuda a silenciar todas las notificaciones, es evidente que los encuestados quieren escapar del mundo real durante su tiempo de lectura.

Los lectores digitales también buscan características de navegación más robustas y creativas. Quieren tener la capacidad de ir y venir fácilmente entre las secciones del libro, entre, digamos, la historia y un glosario, un mapa de una ciudad de fantasía o un árbol genealógico. Estos niveles adicionales de navegación deben anticipar las necesidades de los lectores y hacer que la experiencia sea lo más cómoda y natural posible.

Otra petición común es eliminar la cantidad de esfuerzo que debe hacerse para la adquisición y el uso de un libro electrónico, desde la compra del libro hasta la experiencia de la lectura en sí. Los lectores quieren archivos que funcionen en todos los dispositivos y una mayor duración de la batería para esos dispositivos. Los productores de libros electrónicos y lectores electrónicos necesitan igualar o, mejor aún, superar otras experiencias sin fisuras que compiten por la atención del lector. Si un cliente tiene un problema para comprar o acceder a su ebook, puede que decida ver Netflix en su lugar.

En conclusión, los lectores digitales quieren un buen diseño del libro electrónico y eso pasa porque el libro electrónico sea casi invisible. Es decir, que todo el trabajo de creación y distribución de un libro electrónico debe pasar desapercibido en última instancia, ya que el marco de trabajo de lectura electrónica se sale del camino de la experiencia de lectura tradicional.

 

RESUMEN

Lectura impresa vs. lectura digital

El año pasado, el lector digital promedio leyó 45% digitalmente, 43% en papel y 12% en audio.

¿Dónde adquieren sus ebooks?

Amazon – 53%
Google – 33%
Kobo – 30%
Biblioteca – 25%
Manzana – 20%
Sitios Torrent – 14%

Precios

El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro electrónico.¡ es 9,18 dólares
El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro impreso es 11,68 dólares .

Dispositivos

El 43% de los lectores digitales no utilizan lectores electrónicos.
El precio es el factor más importante en su decisión de compra.

El 62% de los lectores digitales en Canadá utiliza tabletas

Funciones de accesibilidad más utilizadas

Tamaño de fuente – 45%.
Visualización nocturna – 42%.
Oriente el texto – 28%
Modo de lectura – 26%.
Ajustar el color – 26%.
Ampliación de la pantalla – 25%.
Lector de pantalla – 13%.

Búsqueda de información

El 67% de los lectores digitales utilizan la tabla de contenidos

El laboratorio de prototipos de Delft

9781614995456

Eekhout, M. and P. v. Swieten (2016). [e-Book] The Delft Prototype Laboratory. Amsterdam, IOS Press, 2016

Texto completo

El Laboratorio Prototipo, iniciado y mantenido por la Cátedra de Desarrollo de Productos de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Técnica de Delft, ha servido de ejemplo en la educación arquitectónica para el aprendizaje práctico de los estudiantes. Según los autores de este libro, en los currículos actuales el tiempo dedicado al trabajo práctico no es recompensado y los estudiantes son educados en un concepto abstracto de la arquitectura, sin tener un sentimiento adecuado de materialización. Un semestre de diseño, ingeniería, producción y construcción de un prototipo con sus propias manos después de su propio diseño a menudo da a los estudiantes un impulso a su educación. El laboratorio Delft Prototype fue la base de unos 1.000 estudiantes, ahora profesionales. Algunos despachos de arquitectos realizan prototipos regularmente ya que sus diseños son bastante experimentales y requieren una mayor comprensión por parte del arquitecto proyectista, antes de la realización de su edificio. El laboratorio de prototipos de la Facultad de Arquitectura fue supervisado durante casi 18 años por Peter van Swieten. Describe sus experiencias en este libro, en colaboración con el iniciador, el profesor Mick Eekhout. Marcel Bilow se hizo cargo del Bucky Lab, como se le llama, a partir de 2012.

El Parlamento Europeo elige a la empresa española Odilo como ejemplo de éxito en Educación Digital en Europa

47026265281_1c795bc0c0_b_d

Rodrigo Rodríguez, Director General de Odilo recoge el galardón del Parlamento Europeo

 

El Parlamento Europeo elige a Odilo como el caso de éxito en Educación Digital en Europa.

ODILO ha sido seleccionada entre miles de proyectos europeos para representar el éxito de la tecnología educativa desarrollada en Europa en los actos institucionales acerca del Mercado Único Digital en el Parlamento Europeo en Bruselas debido al impacto positivo de su tecnología en ayudar a la equidad educativa y mejorar la comprensión lectora de los estudiantes europeos.

Ver Vídeo

Dentro de los actos celebrados en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas para presentar a los medios de comunicación los principales retos y logros conseguidos por la Unión Europea en la senda para crear un Mercado Único Digital, se ha seleccionado a Odilo (www.odilo.es) como uno de los tres casos de éxito de tecnología desarrollada en Europa que ha conseguido tener un impacto global y una mejora relevante en la vida de los ciudadanos europeos.

Odilo ha sido seleccionada como la representante en materia de educación, al ser la elegida entre los miles de proyectos realizados con participación de fondos europeos en los últimos años, gracias al impacto que están consiguiendo sus servicios de “Biblioteca digital inteligente” y “Plataforma de mejora de lectura y escritura” para mejorar la equidad educativa y los niveles de comprensión lectora y aprendizaje de idiomas en los centros educativos europeos.

Ante los más de 100 periodistas de los 28 países miembros presentes en el acto, el Director General de Odilo, Rodrigo Rodríguez, pudo mostrar los datos conseguidos por la plataforma y el impacto que está teniendo en las familias y alumnos, así como presentar la visión de la compañía que consiste en seguir innovando a través de tecnología centrada en datos inteligentes e interactividad, pero recordando que cualquier tecnología siempre debe tener un rol secundario para ayudar a los estudiantes, puesto que son las familias y los docentes el eje de su aprendizaje.

Dentro de este acto celebrado en el Parlamento Europeo, el 6 de febrero de 2019, se realizó la entrega del galardón “Odilo Young Readers 2019” que ha sido ganado por el extremeño Sergio José Sánchez Pérez, de 11 años, representante del colegio CEIP Rodeo de Jerez de los Caballeros, participante del Programa Librarium de la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura.

Sergio ha obtenido el galardón al obtener el mejor ranking lector de entre los más de 100 millones de personas que pueden acceder a contenidos digitales a través de bibliotecas, colegios, empresas y organizaciones que ya utilizan las soluciones de Odilo en 42 países, participando en la categoría de entre 9 y 11 años, lo que convierte al estudiante en uno de los mejores lectores del mundo a su edad.

Sobre Odilo:

El “Netflix de la educación” o “Netflix de los libros”, como se conoce popularmente a Odilo, es la primera biblioteca inteligente de contenido digital (libros electrónicos, audiolibros, videos, revistas, cursos, contenido interactivo, etc.) que cuenta con más de 2 millones de títulos provenientes de más de 5.000 proveedores de contenido en 42 idiomas.  Así como de la primera plataforma que utiliza el análisis de datos inteligentes para ayudar a la gestión de los planes lectores y la mejora de los niveles de lectoescritua de los estudiantes.

Odilo está presente en bibliotecas, colegios, empresas, universidades y organizaciones de más de 40 países.