Denuncian a la nueva biblioteca de Queens por problemas de acceso después de una inversión de 41 millones de dólares

 

image

 

Los defensores de los derechos de las personas con discapacidad han presentado una demanda colectiva argumentando que la nueva biblioteca Hunters Point en Queens impide que las personas con problemas de movilidad tengan “acceso pleno e igualitario” a la sucursal.

 

Anunciada como una ‘asombrosa maravilla arquitectónica’ y un ‘faro de aprendizaje, alfabetización y cultura’, la recién construida Biblioteca Hunters Point fue diseñada y construida sin tener en cuenta a los adultos y niños con discapacidades de movilidad y con un desprecio flagrante por los requisitos legales de la Ley de Discapacidades” (Americans with Disabilities Act,),, dice la demanda de 21 páginas.

Caroline Spivack escribe: “Los defensores de los derechos de las personas con discapacidad han presentado una demanda colectiva argumentando que la nueva biblioteca Hunters Point Library en Queens  (Nueva York) impide que las personas con problemas de movilidad tengan acceso pleno e igualitario’ a la sucursal. La demanda, presentada en la corte federal de Brooklyn por el Centro para la Independencia de los Discapacitados de Nueva York, argumenta que la biblioteca diseñada por Steven Holl Architects viola la Ley de Estadounidenses con Discapacidades. Después de dos décadas de planificación, la sucursal de 41 millones de dólares abrió sus puertas en Long Island City en septiembre para recibir brillantes críticas arquitectónicas, pero pronto fue objeto de críticas debido a que las secciones de la biblioteca son inaccesibles para los usuarios de sillas de ruedas y otras personas con movilidad limitada”.

 

hunters-point-library-c-paul-warchol-6

Tres niveles de escalera para acceder a las estanterías impiden el acceso a las personas discapacitadas

Disability Rights Advocates está llevando la demanda en nombre de los demandantes y afirman que “características inaccesibles impregnan ” la nueva biblioteca, y argumenta que tiene tres niveles con estanterías, un espacio de lectura y de grupos pequeños en una sección para niños, y una terraza en la azotea con barreras de accesibilidad que impiden “el disfrute pleno y equitativo” de la biblioteca.