El valor de las bibliotecas para la economía familiar

 

lj381otpwaf31

 

Un recibo de una biblioteca pública que muestra y mantiene un registro de la cantidad de dinero ahorrado por los usuario que piden libros prestados en lugar de comprarlos está desatando un debate en línea sobre los miles de dólares que ahorran las familias con el uso de las bibliotecas. Ver esas cifras podría animar a más gente a usar una biblioteca.

 

 

Un recibo de la Biblioteca Pública de Wichita se volvió viral después de haber sido publicado en Reddit. La biblioteca a través del sistema integrado Polaris proporciona un recibo del ahorro que supone para las familias los libros que se llevan en préstamo.

El recibo de los artículos prestados mostró que una familia de seis miembros ahorró 164 dólares en su reciente visita (y más de 1,384 dólares en este año) al llevar prestados materiales durante su visita semanal a la biblioteca. Una forma bastante inteligente de señalar el valor de las bibliotecas y su misión principal de proporcionar acceso a los libros y la lectura.

Desde la semana pasada, los recibos de la biblioteca muestran cuánto ahorró un cliente por visita y sus ahorros totales desde el 1 de septiembre. La cantidad se calcula utilizando el costo de venta al público de los materiales que se piden prestados (por ejemplo, el precio de portada de un libro recién publicado) o el costo estimado de reposición de los mismos. El sistema es similar a los recibos de las tiendas que muestran la cantidad de dinero que los clientes ahorran con tarjetas de membresía u otros descuentos.

Los cálculos globales que se han hecho muestran que en un mes se sacaron de las sucursales de la biblioteca de Wichita materiales por un valor total de unos 2 millones de dólares. “La gente dice: ‘Esto es lo que les digo a mis amigos siempre”. Lo que ayuda a explicar que la biblioteca es beneficiosa y ahorra dinero a las personas.

Pero, también ha surgido surgido otro debate sobre la moralidad de tomar prestado un libro de la biblioteca en lugar de comprarlo, ya que algunas personas señalan que parece que la biblioteca sólo está llevando un registro de lo que sus usuarios no están pagando a los autores que escribieron los libros.