Macmillan anuncia nuevas restricciones al préstamo digital en bibliotecas con un embargo de dos meses para los nuevos títulos

ebook-top-five-1

 

En los EE.UU., Macmillan ha anunciado un embargo de dos meses sobre todos los libros electrónicos de la biblioteca de sus sellos a partir del 1 de noviembre de 2019. Bajo los nuevos términos digitales , cada sistema de biblioteca sólo podrá disponer de un sólo titulo en acceso perpetuo por 30 dólares durante las primeras ocho semanas desde su publicación. Después de ocho semanas, las bibliotecas pueden comprar copias adicionales a precio completo (generalmente 60 dólares). Cada licencia de libro electrónico para préstamo en bibliotecas tendrá una duración máxima de dos años o 52 préstamos, lo que suceda antes.

 

 

Después de varios años de relativa estabilidad, el mercado del comercio de libros electrónicos está cambiando de nuevo en direcciones desconcertantes. En las últimas semanas, dos de las editoriales comerciales más grandes -Hachette Book Group (HBG) y Simon & Schuster (S&S)- han hecho cambios significativos en sus términos para las bibliotecas. Y el jueves 25 de julio de 2019, el CEO de Macmillan, John Sargent, anunció nuevos términos de préstamo y precios para los libros electrónicos de la biblioteca, afirmando que los préstamos de la biblioteca estaban “canibalizando las ventas” e impactando en las regalías, ya que los ingresos provenientes de las ventas de la biblioteca son “una pequeña fracción de los ingresos que comparten por la lectura al por menor”. Sargent afirmó que el 45% de las “lecturas de libros electrónicos” de Macmillan en EE.UU. estaban ahora “siendo prestadas gratuitamente” por las bibliotecas”

Los nuevos términos fueron anunciados después de que Macmillan había “analizado una porción de la lista principal de libros electrónicos de Tor durante 16 semanas como una prueba” en 2018, y sus hallazgos los llevaron a la conclusión de que los libros electrónicos prestados a través de las bibliotecas estaban teniendo un impacto negativo en las ventas al por menor.

A partir del 1 de noviembre de 2019, Macmillan va a tener un embargo de dos meses para la venta de los libros electrónicos para el préstamo digital en bibliotecas. En este nuevo modelo de venta digital de la editorial para las bibliotecas, sólo permitirá comprar un ejemplar de los nuevos libros electrónicos de acceso perpetuo durante las primeras ocho semanas de publicación a 30 dólares. Posteriormente podrán comprar licencias adicionales a 60 dólares, que continuarán teniendo una vigencia de dos años o 52 préstamos, lo que ocurra antes, en un modelo de una copia/un usuario.

Si bien el embargo es una noticia decepcionante para las bibliotecas, los autores y, lo que es más importante, para los lectores, refuerza la necesidad de una iniciativa intersectorial para identificar las formas en que las editoriales y las bibliotecas pueden seguir apoyando sus misiones intrínsecamente relacionadas y, al mismo tiempo, obtener resultados mutuamente beneficiosos.

Este nuevo embargo es la última prueba de una tendencia preocupante en la industria editorial. “El nuevo modelo de préstamo de libros electrónicos de Macmillan Publishers dificultará que las bibliotecas cumplan con su misión central: garantizar el acceso a la información para todos”, dijo la presidenta de ALA, Wanda Brown. “Limitar el acceso a nuevos títulos para las bibliotecas significa limitar el acceso para los usuarios más dependientes de las bibliotecas.”