La venta de libros usados en bibliotecas

 

booksale-tpr-062919-1-1024x758

 

Ver además

 

 

En la era digital muchas personas deciden donar sus libros usados a bibliotecas para que se sigan utilizando por parte de otras personas, la mayoría de las ocasiones estos libros no se incorporan a las colecciones de la biblioteca por diversas razones, como puede ser la falta de espacio, o tratarse de libros de poco interés para la comunidad de usuarios. Generalmente todas las bibliotecas disponen de una política de donaciones en la cual se debe aceptar que la biblioteca decidirá libremente sobre el destino final de las colecciones. Algunos libros de interés se integran en la colección, pero otros -la mayor parte- se les busca un destino más acorde en otras bibliotecas, se venden en la propia biblioteca o a través de Amazon, o se exponen en las zonas de libros para llevarse gratuitamente. El dinero recaudado en la venta se invierte en otros recursos, proyectos o servicios. 

 

 

Un ex-libro de biblioteca; es decir, un libro que una vez perteneció a una biblioteca o institución pública y ha sido `desechado’ después de haber sido considerado poco útil. La venta de libros usados, generalmente a través de las asociaciones de amigos de la biblioteca es una manera  interesante para encontrar copias de libro que pertenecieron a bibliotecas y una excelente manera de apoyar una causa digna. Es importante recordar que un libro descrito como ex-libris es algo diferente. Ex Libris, una frase latina, significa “de la biblioteca de” y describe un libro que proviene de una biblioteca personal o pública. Es muy probable que muchos de estos libros descartados estén agotados. Pero eso no significa que su contenido no sea de gran utilidad para alguien en concreto. Si bien los ex-libros de la biblioteca son raramente objetivo de los coleccionistas, son libros generalmente muy usados, que les faltan elementos como camisas, tienen adheridos  pegatinas, bolsillos de préstamo, o los actuales códigos de barras que son difíciles de quitar de una copia sin dañar el libro, ya que se adhirieron firmemente para el uso diario,  lo que desanima a algunas persona a coleccionarlos.

En los últimos tiempos cada vez son más las bibliotecas que venden libros usados. En 2014 surgió una controversia en la Greece Public Library sobre una decisión de la biblioteca de la ciudad de servir de lugar para la venta y el intercambio de libros usados dentro de su amada biblioteca, y poner además una tienda de café. Este tipo de iniciativas se hacen eco a nivel nacional e internacional, y las bibliotecas públicas son un ejemplo de esfuerzo para desarrollar y atender el conjunto de demandas que les plantean sus comunidades. Los miembros de los Amigos de la Greece Public Library ven la biblioteca como un lugar privilegiado y como un sitio clave para vender libros usados por decenas de miles de dólares, pero no sólo libros, también muebles y otros extras.

 

stamps

 

The Vancouver Public Library, una de las mejores bibliiotecas públicas del mundo, también vende libros usados procedentes de donaciones durante todo el año a través de la Asocaición de Amigos de la Biblioteca, y las ganancias de la venta sirven para ayudar a financiar proyectos y programas especiales de bibliotecas.

En estos días en The Friends of the Park City Library un grupo de voluntarios ha dedicado apoyar a su biblioteca organizando una jornada de venta de libros usados. Según su responsable “la razón por la que estamos haciendo esto es porque tenemos una cantidad abrumadora de libros este año. La gente ha hecho su limpieza de primavera y principios de verano y ha donado un montón de libros. Las personas nos dan los libros y nosotros determinamos qué hacer con ellos”. Los libros de tapa dura se venderán por 2$ y los libros de bolsillo por 1$, Los compradores de libros también pueden optar por pagar 10$ por una bolsa de Friends of Park City Library que pueden llenar y llevarse a casa. Para ello, los libros se colocarán en 18 mesas que se alinearán en el hall de entrada de la biblioteca. El dinero recaudado por los Amigos de la Biblioteca de Park City ayudará a comprar nuevos equipos, artículos de jardinería y juguetes para mascotas que los dueños de perros pueden sacar cuando vienen a la zona limítrofe a la biblioteca.

En otras ocasiones estos libros a menudo se venden a librerías de segunda mano y terminan a la venta en mercados en línea como Amazon o AbeBooks. Incluso en alguna ocasión Amazon ha intentado comercializar libros electrónicos usados. También, la empresa ThriftBooks compra libros usados de buena calidad a bibliotecas, los pone a la venta y encuentra nuevos lectores en todo el mundo, extendiendo la vida de los libros. Para facilitar este proceso se ofrecen opciones de envío fácil, sin gastos y sin requisitos previos.

La tercera opción son los espacios de intercambio de libros. La iniciativa consiste en que te puedes llevar un libro gratis y/o a cambio también puedes dejar un libro para que otros lectores se lo lleven, también puedes llevarte el libro, leerlo y volver a dejarlo para que otro lector lo lea. La misión del movimiento Little Free Library es promover la alfabetización y el amor por la lectura mediante la construcción de pequeñas bibliotecas ciudadanas para el intercambio de libros gratis en todo el mundo. Se trata de ampliar el sentido de comunidad entre vecinos en torno a esta forma única de compartir.

 

Un pensamiento en “La venta de libros usados en bibliotecas

  1. Pingback: ¿Deben las bibliotecas tirar los libros viejos? Una foto viral de un basurero de Chicago suscita un acalorado debate en los medios sociales | Universo Abierto

Los comentarios están cerrados.