Continúan los ataques a los medios de comunicación por parte de los líderes populistas y de los sistemas autoritarios

Rally Against State Television Propaganda In Warsaw

 

“Freedom and the Media 2019”. Freedom House, 2019

Texto completo

Tanto en las democracias como en los estados autoritarios, los líderes que intentan consolidar el poder están encontrando nuevas formas de reprimir el periodismo independiente, según un informe publicado por Freedom House.

 

El nuevo informe de Freedom House, Freedom and the Media 2019, señala el impacto global de los ataques retóricos contra los medios de comunicación por parte del presidente Donald Trump. Los periodistas de todo el mundo tienen ahora menos razones para creer que Washington acudirá en su ayuda si se violan sus derechos básicos.

Aunque la legislación estadounidenses a favor de la libertad de los medios de comunicación siguen siendo fuertes, la continua difamación de la prensa por parte del presidente Trump ha exacerbado seriamente la continua erosión de la confianza del público en los medios de comunicación tradicionales. Entre otras medidas, el presidente ha amenazado repetidamente con fortalecer las leyes de difamación, revocar las licencias de ciertas emisoras y perjudicar los intereses de los propietarios de los medios de comunicación.

El Partido Comunista Chino ha expandido rápidamente su influencia sobre la producción de medios de comunicación y los canales de difusión en el extranjero. Pekín influye en la cobertura de noticias en todo el mundo al suprimir los puntos de vista críticos y gestionar importantes sistemas de entrega de contenidos.

El informe también destaca la relación positiva entre el fortalecimiento de las libertades de los medios de comunicación y el progreso democrático en países como Etiopía, Malasia, Ecuador y Gambia.

Hallazgos clave

  • La libertad de los medios de comunicación se ha ido deteriorando en todo el mundo en la última década.
  • En algunas de las democracias más influyentes del mundo, los líderes populistas han supervisado los intentos concertados de frenar la independencia del sector de los medios de comunicación.
  • Mientras que las amenazas a la libertad global de los medios de comunicación son reales y preocupantes por derecho propio, su impacto en el estado de la democracia es lo que las hace verdaderamente peligrosas.
  • La experiencia ha demostrado, sin embargo, que la libertad de prensa puede recuperarse incluso después de largas temporadas de represión. El deseo básico de libertades democráticas, incluido el acceso a un periodismo honesto y basado en hechos, nunca podrá ser extinguido.