Papel de los bibliotecarios en la gestión de datos de investigación

librarianroles

La sociedad TIC propicia y requiere un diluvio universal de datos, procesarlos, entenderlos y transformarlos en decisiones de valor es el reto del análisis big data. Los llamados “Big Data” es un término utilizado para referirse a la explosión de una ingente cantidad y diversidad de datos digitales de alta frecuencia, se están  convirtiendo en un elemento esencial para la competencia, y en un futuro inmediato serán clave para el crecimiento de la productividad, la innovación y la posibilidad de generar el suficiente excedente para las sostenibilidad de la sociedad. Y la gestión de los datos de investigación (Big Data) se plantea como uno de los grandes retos que han de asumir durante los próximos años las bibliotecas científicas y de investigación.(Erway, R. and A. Rinehart, 2016)

Según estima idC hoy hay muchos más datos se incrementan un 50% al año, o sea que se duplican cada dos años. Áreas tan variadas como la ciencia y los deportes, la publicidad y la salud pública, se ha producido un salto hacia el descubrimiento y la toma de decisiones a partir de los datos. La Ciencia Datos se refiere a un área emergente de trabajo se ocupa de la recogida, preparación, análisis, visualización, administración y conservación de grandes colecciones de información. Aunque el nombre de Datos Científicos parece conectar más fuertemente con áreas tales como bases de datos y la informática, incluye muchos tipos diferentes de habilidades – incluyendo habilidades no-matemáticas -. Casi todos los analistas consideran “Big Data” como una de las tendencias de futuro que tendrán que tener en cuenta la mayoría de las empresas e instituciones. (Wanner, Amanda, 2015)

Durante siglos los bibliotecarios hemos sido expertos en la organización de las colecciones y saber cómo encontrar las cosas. La transición a los formatos digitales ha traído consigo un enorme volumen de datos que necesita ser curados como los relativos a descargas, citas, citas de patentes y la cobertura de los medios de comunicación. Todo ello ha ido acrecentando las competencias y habilidades de los bibliotecarios como uno de los segmentos profesionales más capacitados para la gestión de grandes cantidades de datos. ( Taylor Stang, 2016)

La Gestión de Datos de Investigación (RDM) es un proceso diseñado para gestionar y difundir conjuntos de datos de alta calidad, que cumplan con los requisitos académicos, legales y éticos. Que debe tener en cuenta ¿Quién posee los datos? ¿Qué requisitos son impuestos por otros? ¿Qué datos deben conservarse? Por cuánto tiempo deben conservarse estos datos? ¿Cómo deben ser preservado de datos digitales? ¿Existen consideraciones éticas? ¿Cómo se accede a los datos? ¿Cómo deben ofrecerse los datos? ¿Cómo se manejarán los costos? ¿Cuáles son las alternativas para la gestión de datos locales? a través de dos líneas 1. La preservación a largo plazo de los conjuntos de datos mediante sistemas de almacenamiento 2. Compartir y reutilización de los conjuntos de datos para la investigación y otros fines en la sociedad en general.

El análisis de las necesidades de datos de los investigadores a través de dominios institucionales puede requerir de la participación de la biblioteca para identificar y conectar a los investigadores en todas las unidades funcionales, tanto formales e informales para compartir, analizar, y reutilizar datos.Y los bibliotecarios pueden utilizar su experiencia para etiquetar y organizar este tipo de información, haciendo una contribución estratégica a su institución. De hecho los bibliotecarios llevamos algunos años desplegando conocimientos técnicos y expertos en promover y apoyar la gestión de repositorios y el intercambio de datos abiertos, por lo que la gestión de datos de investigación ha de formar parte de un desarrollo natural en nuestras tareas y funciones. Según MJ Tooey bibliotecaria de la University of Maryland  “Tenemos el conjunto de habilidades necesarias para organizar las cosas. Entendemos los vocabularios controlados. Entendemos las ontologías. Sabeos como organizar la información. Hemos realizado la evolución de la palabra impresa y el encabezamiento de materia a los datos como un proceso natural. Así que estamos preparados para ayudar a la gente a organizar, acceder y almacenar datos”

Las bibliotecas estadounidenses ya están respondiendo a esta nueva misión a través de una variedad de servicios, aproximadamente la mitad de todas las bibliotecas universitarias tienen algún tipo de programa de apoyo a la gestión de datos. Los bibliotecarios también están haciendo un trabajo interesante para ayudar a gestionar esta evolución basada en los principios de apertura e interoperabilidad. Esta práctica es necesaria para la transición desde la idea tradicional que se tiene de una “infraestructura de datos” centrada en torno a las revistas especializadas o repositorios institucionales en un sistema más robusto centrado en los datos de investigación. La creación de este nuevo ecosistema requerirá de la evolución en muchas áreas, incluyendo el desarrollo de nuevos estándares en torno a la validación de los datos de la investigación, los procedimientos para documentar la procedencia de los conjuntos de datos, y los nuevos modos de gestión y propiedad de los datos de la investigación. Así los bibliotecarios se están mostrando activos en todos estos espacios. Las bibliotecas tienen  identificadores de objetos digitales (DOI) que identifican los conjuntos de datos específicos utilizando servicios como DataCite y EZID. Organizaciones como JISC han desarrollado RDMRose un proyecto para producir materiales de aprendizaje para el desarrollo profesional continuo (DPC) en Gestión de Datos de Investigación (RDM) para los profesionales de la información. También será de gran ayuda el documento publicado por OCLC Role of Libraries in Data Curation sobre el papel de las bibliotecas el proyecto los “curación” de datos.

En conclusión, la adecuada gestión de datos es fundamental para los datos de investigación de alta calidad y, por tanto, la investigación de excelencia, es crucial para facilitar el intercambio de datos y asegurar la sostenibilidad y la accesibilidad de los datos a largo plazo y por lo tanto su reutilización para la ciencia futura. Siendo determinante la labor de la biblioteca en el apoyo a los investigadores de cara a gestionar y compartir datos a través de herramientas, la orientación sobre el tema a investigadores, la formación práctica; así como facilitar la citación y vinculación de los datos con publicaciones con el objetivo de proporcionar mayor visibilidad y accesibilidad de los datos y la investigación misma. Erway, R., L. Horton, et al. (2016)

Sin embargo, los desafíos son muchos; éstos incluyen el aprendizaje sobre los principios de gestión de datos de investigación (RDM), los problemas, la evaluación de las instituciones con mayores necesidades, selección y aplicación de un entorno de almacenamiento, colaboración con investigadores para transmitir la importancia del proyecto, la preparación de materiales de formación, la construcción de conocimientos técnicos entre personal de la biblioteca, y el establecimiento de directrices de metadatos. Por eso las escuelas que forman a los profesionales de las bibliotecas están introduciendo la curación de datos y la Gestión de Datos de Investigación (RDM) en sus planes de estudios para preparar la próxima generación de profesionales de la información y formando a bibliotecarios a través de cursos para la asunción de estos nuevos roles.

Bibliografía

Learning about research data in the lab at the Pitt iSchool By Liz Lyon, University of Pittsburgh | Oct 23, 2014

Librarians: the new research data management experts : How growth in research data is spurring a shift in the librarian’s role By Taylor Stang  Posted on 3 May 2016

Erway, R., L. Horton, et al. . [e-Book] Building Blocks: Laying the Foundation for a Research Data Management Program. Dublin, Ohio, OCLC, 2016.

Erway, R. and A. Rinehart (2016). [e-Book] If You Build It, Will They Fund? Making Research Data Management Sustainable OCLC, 2016.

Wanner, AmandaData literacy instruction in academic libraries: best practices for librarians. Archival and Information Studies Student Journal 2015 – Spring

 

6 pensamientos en “Papel de los bibliotecarios en la gestión de datos de investigación

  1. Maria Estrada

    Me parece excelente y todo un desafío para las universidades e instituciones de formación en pre y postgrado y más cuando su área de incumbencia es el de salud pública. El manejo de datos e indicadores en mi opinión es crucial para garantizar la cuencia abierta y mejorar los procesos y dar visibilidad a nuestro quehacer. Mucho por aprender pero dispuesta. Gracias por compartir

    Me gusta

    Responder
    1. Julio Alonso Arévalo Autor de la entrada

      Gracias MARIA, es el desarrollo natural a partir del acceso abierto. El acceso a los datos subyacentes que sustentan una investigación para poder replicarla, reutilizarlos, y además es más viable económicamente, ya que a veces se hacen investigaciones de datos que ya están recopilados por otras investigaciones, y eso es costos

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s